La ciudad
Jueves 20 de Julio de 2017

No excarcelan al escribano preso por la causa por facturas "truchas"

El juez que investiga el caso denegó ese beneficio a Fabián Tosini y también a Adrián Zeballos, otro de los once detenidos. Siguen en Piñero

De acá no sale nadie. Esa parece ser por ahora la decisión del juez que investiga a una organización que anotaba empresas en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) con la única intención de producir facturación "trucha" que servía para evadir el pago del IVA y otros impuestos. El magistrado, que ya había denegado la excarcelación de la contadora detenida bajo sospecha de ser parte de esa red ilegal, ahora también se la negó a otros dos de los once detenidos.

Quienes ahora habían pedido su excarcelación son el escribano Fabián Tosini y Adrián Zeballos. Antes ya lo había hecho María Cristina Ottaviani. Los tres continuarán detenidos por decisión del juez penal federal Carlos Vera Barros. Los otros ocho supuestos integrantes de la organización hasta ahora no hicieron ninguna solicitud formal de excarcelación.

Mientras tanto, la investigación no se detiene. Desde el miércoles 5 de junio, cuando Vera Barros ordenó 35 allanamientos y la detención de quienes se sospecha son los cabecillas y principales integrantes de la asociación ilícita, los investigadores recibieron mucha información sobre cómo operaba esta red y quiénes la integraban. Como en muchos casos la fuente de esos datos son personas que no se identifican, cada uno debe ser chequeado antes de que el fiscal federal Federico Reynanes Solari o el propio juez Vera Barros tomen alguna medida.

Lo que creen los investigadores, tanto de la Afip como de la Justicia, es que los organizadores y jefes de la banda son los que están detenidos. Entre ellos hay técnicos informáticos, considerados una pieza clave en el funcionamiento de la red igual que escribanos y contadores. También hay dos parejas, incluido un matrimonio cuyos integrantes fueron detenidos dos días distintos: el 5 de julio él, y el jueves 13 de julio ella.

Hasta ahora los detenidos son la contadora Ottaviano, Zeballos, Lelio Serafini, Marcelo Liporaci, Ricardo Cayetano Astudillo, Miguel Centeno, Marcos Rete, Atilio Miotti, Guillermina Sgariglia , Nahir García y el escribano Tosini. Los hombres están en la cárcel de Piñero, y las mujeres en una dependencia de la Gendarmería Nacional.

La mayoría de las empresas fantasma que armaba esta red para crear facturación ficticia estaban radicadas en la Capital Federal, pero hay algunas con domicilio legal en Rosario. Además, un tercio de las 6.500 empresas y personas que compraban facturas "truchas" para evadir impuestos eran de la ciudad. Pero esa investigación todavía está en pañales.

Comentarios