La ciudad
Viernes 19 de Mayo de 2017

"No estamos persiguiendo a quien consume"

"Que quede algo bien en claro. No estamos persiguiendo a consumidores, sino a conductores bajos los efectos del consumo para que eviten daños a terceros y a ellos mismos".

"Que quede algo bien en claro. No estamos persiguiendo a consumidores, sino a conductores bajos los efectos del consumo para que eviten daños a terceros y a ellos mismos". Con estas palabras, el secretario de Control y Convivencia, Gustavo Zignago, defendió los controles de alcohol y sustancias adictivas a quienes están al volante de un vehículo. "Si sienten vulnerados sus derechos, tienen la vía administrativa y judicial para ejercer su defensa", alertó.

Con la puesta en marcha de las multas, algunas voces ya se han alzado en relación a lo que detecta el narcolímetro. El aparato advierte la presencia de consumo de sustancias y no establece dosajes, como sí lo hacen los alcoholímetros.╠

"La ley nacional y la ordenanza respectiva no hablan de porcentajes de intoxicación sino que establecen si existe consumo", detalló.

Pero si alguien tiene reparos, el funcionario aclaró que "están asegurados los procedimientos normativos y aquel que se sienta afectado en su derecho tendrá la oportunidad administrativa y judicial para discutir y defenderse"

Con los narcolímetros probados en los operativos y a las puertas del ingreso a la fase sancionatoria, la Secretaría de Control y Convivencia consideró que será un paso más en la política de prevención que había comenzado con los operativos de alcoholemia.

En lo que va de 2017, hubo 13.154 controles de alcoholemia, 170 derivaron en narcolemia. "Es una herraminenta que permite proteger daños para sí y terceros", dijo Zignago.

Comentarios