La ciudad
Sábado 03 de Junio de 2017

"Nación le debe a los rosarinos 1.600 millones de pesos en concepto de coparticipación"

El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, salió al cruce de las críticas que señalan que las cuentas del municipio no están en orden.

El secretario de Gobierno rosarino, Gustavo Leone, refutó ayer las versiones que señalaban que las cuentas del municipio estaban en rojo y cuyo saneamiento se imponen como condición para que la Nación financie obras clave en la ciudad. "La Municipalidad no tiene problemas de deuda. El gobierno nacional le debe a todos los rosarinos 1.600 millones de pesos en concepto de coparticipación. Si nos pagaran lo que corresponde, no tendríamos por qué haber mandado el proyecto que elevamos al Concejo", sentenció.

   Así, la pirotecnia entre el PRO local y el oficialismo rosarino parece no tener fin. Es que ayer La Capital había revelado la intención del gobierno nacional de financiar grandes obras en la ciudad con la condición de que las cuentas públicas se sanearan. Y la principal espada política de la intendenta no tardó en responder. "Nosotros no tenemos una ciudad quebrada, como se pretende deslizar, ni mucho menos. En 2016 tuvimos un superávit corriente, que es la diferencia entre gastos e ingresos, del 3 %. Tenemos las cuentas en orden y estamos mucho mejor que cualquier otro Estado municipal o provincial", aseguró Leone.

   A renglón seguido, explicó que "Rosario mantiene fundamentalmente deudas con proveedores. Se trata de un monto que representa un muy bajo porcentaje del total de recursos de la ciudad y que pagamos de acuerdo a un esquema de financiamiento de seis meses. Lo que planteamos al Concejo es que se nos autorizara un adelanto de coparticipación provincial para que la deuda, en lugar de financiarla cada seis meses, la pudiéramos financiar cada 36, que es un plazo mucho más largo de amortización".

   En tren pedagógico, el funcionario comparó la situación económica de la ciudad con la de una familia y volvió a poner el foco en el hecho de que la deuda local es "muy baja. Si Rosario fuese una familia, estaríamos hablando, por ejemplo, de que en ese hogar ingresan mensualmente unos 15 mil pesos y hay que afrontar una deuda de tarjeta de crédito por 800 pesos. La deuda se va pagando y la economía familiar no tambalea. En la ciudad es lo mismo, el porcentaje de deuda que tenemos no nos ubica en una situación de crisis financiera como Santa Cruz", sentenció.

   Leone fue más allá y disparó con munición gruesa contra los referentes del macrismo en la ciudad. "Nosotros optamos por pedir una audiencia directamente con el presidente porque los referentes locales del PRO no estaban a la altura de las circunstancias", señaló; en clara alusión a la negativa de los concejales del bloque del PRO y referentes provinciales, que fueron reacios a tratar el pedido de endeudamiento en el Palacio Vasallo .

Las fuentes consultadas remarcaron ayer que el encuentro entre el presidente Mauricio Macri y la intendenta Mónica Fein se realizaría la semana próxima.

   La jefa comunal optó por solicitar esa reunión luego de que en el Concejo quedó truncó el proyecto en el que pedía el aval de los concejales para acceder a un crédito internacional por 146 millones de dólares.

   El objetivo de ese empréstito era financiar obras de infraestructura, cuyo detalle solicitó esta semana el gobierno nacional, ya que estudia financiarlas.

   Se trata de las de mayor envergadura que integraban el anexo del malogrado proyecto de Fein. Entre ellas se cuentan la recuperación de los Bajos del Saladillo, la cortada Mangrullo, el saneamiento ambiental del Brazo Seco del arroyo y la construcción de 500 viviendas para disminuir la vulnerabilidad social en asentamientos irregulares.

Comentarios