La ciudad
Viernes 02 de Agosto de 2013

Nacieron dos bebés gestados por fertilización asistida en un hospital público de Rosario

En la provincia han nacido en estos días los dos primeros bebés gestados por inseminación intraútero de baja complejidad en un hospital público. Uno vino al mundo el miércoles último en el...

En la provincia han nacido en estos días los dos primeros bebés gestados por inseminación intraútero de baja complejidad en un hospital público. Uno vino al mundo el miércoles último en el sanatorio Rosendo García (que pertenece al sindicato de la Unión Obrera Metalúrgica, UOM), y el segundo lo hizo ayer en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Ambos están muy bien de salud y llenaron de felicidad a sus padres, que los buscaban desde hace largos años.

El bebé nacido en la UOM, de quien no se suministró datos filiatorios, llegó antes de lo previsto y por parto natural, ya que su nacimiento hasta sorprendió a las autoridades sanitarias de la provincia, que se enteraron recién anoche.

Sus padres, un matrimonio de menos de 35 años, están por demás de felices. Y no es para menos, lo habían esperado durante más de ocho años.

El segundo se llama Lisandro Angel y nació ayer por cesárea en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria a las 8.15, transformando la jornada en la más feliz en la vida de sus padres, Natalia y Diego, que intentaron tener un hijo desde hace 14 años.

Según explicó el ministro de Salud de la provincia, Miguel Angel Cappiello, se decidió que Lisandro naciera por cesárea luego de haber detectado meconio (primeras heces de materia fecal) que podían afectar al bebé.

Satisfacción. El nacimiento no sólo llenó de emoción al joven matrimonio, sino también a los integrantes de la Unidad de Reproducción Humana Médicamente Asistida (Urhma), el organismo estatal que monitorea todos los tratamientos de inseminación artificial (ya se han realizado 56) que se están llevando adelante en los efectores públicos de la provincia desde septiembre de 2012.

Según detalló la coordinadora de la Urhma, Patricia Perfumo, los papás de Lisandro lo habían buscado intensamente durante 14 años. "Alguna vez hicieron con gran esfuerzo un intento de inseminación en el ámbito privado, que no pudieron seguir adelante, y a fin del año pasado comenzaron el tratamiento de baja complejidad en el hospital Centenario", puntualizó.

En ese centro de salud, donde funciona el laboratorio en el que se llevan adelante las prácticas, la pareja realizó dos intentos de inseminación: el último tuvo un final feliz ayer con el nacimiento de Lisandro.

Así, el bebé se convirtió en el primero en ser gestado artificialmente en el ámbito de la salud pública y la noticia no era menor para el titular de la cartera sanitaria. "Sin dudas que estamos muy felices. Este es el resultado de las políticas de salud que venimos aplicando", señaló Cappiello.

El pequeño nació en el Eva Perón de Granadero Baigorria porque ese fue el efector en el que se lo controló durante todo el embarazo.

La técnica. Según explicó la coordinadora de la Urhma, el procedimiento que permitió la concepción y posterior nacimiento de Lisandro se conoce como fertilización asistida de baja complejidad. "Se trata de una inseminación intrauterina en la que se utiliza el semen del esposo, que es mejorado con una técnica que lleva adelante el laboratorio de Andrología, que comanda María José Munuce".

Paralelamente se realiza una estimulación ovárica para que el óvulo sea fecundado por el espermatozoide ya preparado.

La técnica ya está siendo probada en toda la provincia por 56 parejas en forma gratuita, ya que se lleva adelante en el ámbito de la salud pública provincial.

Todos los tratamientos son coordinados por los profesionales que integran la Urhma que, según explicó Perfumo, trabajan en red con todos los efectores públicos de la provincia. "De esta manera, las parejas pueden consultar en los centros de salud de sus localidades cómo acceder a estos tratamientos", precisó.

Comentarios

Últimas Noticias