La ciudad
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Monitorean con tobillera electrónica a condenada que tiene prisión domiciliaria

Vive en la zona sur y está al cuidado de dos niños. Se trata del primer dispositivo de una serie de 50 que estarán funcionado en 45 días

El Ministerio de Seguridad monitorea mediante una tobillera electrónica los movimientos de una mujer que está condenada a nueve años de cárcel por robo calificado, pero que purga su pena con prisión domiciliaria en la zona sur de la ciudad ya que tiene niños a cargo.

La experiencia es la primera en su tipo en el marco del Programa de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica, un plan que prevé tener a 400 reclusos bajo monitoreo mediante esta tecnología en toda la provincia. En 45 días se activarán las primeras 50, 30 en Rosario y 20 en Santa Fe.

Además, quienes tienen restricción de acercamiento y sus víctimas tendrán instalados un dispositivo GPS que activará un alerta cuando se viole esta distancia impuesta por la Justicia.

Este mecanismo podrá reemplazar total o parcialmente el botón de pánico que activa la víctima al instante de producida la agresión.

Este programa de tobilleras electrónicas tuvo su puntapié inicial en noviembre pasado con la firma de un convenio entre el Ministerio de Justicia de la Nación, su par provincial y la cartera de seguridad santafesina.

Tanto la provisión de la plataforma como de las tobilleras es aportada por Nación, mientras que la provincia puso en marcha un protocolo de actuación para su implementación.

Los dispositivos se utilizarán en reclusos con salidas transitorias, libertad condicional, libertad asistida, ejecución condicional, imputados con suspensión de juicio a prueba y con detención domiciliaria.

"La idea es instalar las 50 primeras en las ciudades de Rosario (30) y Santa Fe (20). Ya contamos con el stock. Una vez que esté la decisión judicial, un equipo técnico y otro psicosocial evaluarán las condiciones para que el detenido acceda al sistema", explicó a LaCapital el técnico de la Subsecretaría de Tecnologías y Planeamiento del Ministerio de Seguridad santafesino, Armando Faraoni.

"Se coloca _agregó el funcionario_ el dispositivo y su posterior monitoreo. Ante un caso de alerta, desde el 911 (lugar donde se monitorea) se entabla una comunicación telefónica con el detenido para que brinde información sobre el evento. Si no responde, se envía un móvil para verificar su presencia en el domicilio. Todos los eventos que suceden son informados a los correspondientes juzgados".

El nuevo programa ya tiene un caso testigo que está activado en Rosario. Se trata de una mujer condenada a nueve años de cárcel por robo calificado pero que purga prisión domiciliaria ya que tiene niños a cargo. Ella ya tiene colocada una tobillera electrónica

"La estamos monitoreando en zona sur, estimamos que en 45 días tendremos instaladas otras 50 tobilleras", destacó Faraoni.

Comentarios