La ciudad
Viernes 26 de Mayo de 2017

Miles de rosarinos aprovecharon el feriado gris en los parques

Un encuentro de fanáticos de Star Wars y un barco de la Armada anclado en La Fluvial fueron elegidos como actividades para pasar el 25 de Mayo

A pesar del día gris, este 25 de mayo los rosarinos salieron a disfrutar de las actividades que los espacios verdes de la ciudad prometían para el feriado. En el Parque Nacional a la Bandera, unas 5 mil personas hicieron una larga cola para subir a una corbeta de la Armada Argentina que por tres días estuvo anclada frente a La Fluvial y permitía recorrerla. Además, los fanáticos de la Guerra de las Galaxias tuvieron un evento a su medida: un encuentro en el Centro Astronómico para celebrar los 40 años del estreno de la saga.

La corbeta Rosales de la Armada Argentina ancló en la costa rosarina el lunes y desde el martes su tripulación permitió que quien quisiera subiera a bordo para recorrerla. Se trata de un buque de guerra de gran capacidad de ofensiva que suele utilizarse para patrullar la milla 200, que marca el límite del mar argentino.

"El 17 de mayo fue el Día de la Armada y viajamos a Buenos Aires para un acto", explicó el teniente de navío Carlos Pardo, que se desempeña como jefe de propulsión de máquinas del Rosales. La embarcación abandonó la base naval de Puerto Belgrano —a 20 kilómetros de Bahía Blanca— el 9 de mayo y llegó a la Ciudad de Buenos Aires el 12.

Tras los actos oficiales de Capital Federal, los cien tripulantes del Rosales volvieron a las aguas en dirección a Rosario. El martes y el miércoles recibieron a 2.500 rosarinos por día entre las 12 y las 20. Ayer abrieron el buque más temprano.

Después del acto en el Monumento por el 25 de Mayo, abrieron el ingreso del público y recibieron a más de 5 mil personas que esperaron pacientemente en una cola hasta que llegara su turno. Hoy el buque Rosales se pone en viaje a Puerto Belgrano.

Según Pardo, los buques de la Armada suelen utilizarse para entrenamientos en alta mar y para realizar ayuda comunitaria en zonas afectadas, por ejemplo, por catástrofes naturales.

Los niños Jedi

Desde las 14, el Planetario se convirtió en el escenario de un encuentro interestelar. Los miembros de Star Wars Base Rosario organizaron una actividad por el 25 de Mayo, pero no para conmemorar lo que ocurrió en 1810 sino en 1977, cuando fue el estreno mundial del que hoy es el Episodio IV de la saga, pero fue la primera película en filmarse.

El día nublado amenazaba con arruinar los planes, pero no impidió que cientos de personas se acercaran para disfrutar de desfiles de personajes, exhibiciones de sables, trajes cosplay, dibujos y charlas.

"Superó nuestras expectativas", dijo Luis Navratil, integrante de Base Rosario, ataviado de Stormtrooper. "Para la Escuela de Jedis hubo 70 inscriptos", detalló.

Esa actividad estuvo orientada a inculcar en los niños los valores Jedi. "Se les enseña lo que es un Jedi y su filosofía: la no violencia, a tratarse bien", dijo Facundo Calandra, otro miembro de la organización.

El objetivo de estos fanáticos es poder repetir actividades de este tipo en Rosario para festejar el Día del Orgullo Friki, una celebración que se realiza en distintos países, justamente en conmemoración del lanzamiento del primer film de la saga.

"Es la primera vez que hacemos un evento en Rosario y estamos muy sorprendidos por la cantidad de gente que vino", concluyó otro miembro de Base Rosario, Guillermo Azcurra, encarnando a Darth Vader.

Comentarios