La ciudad
Martes 12 de Septiembre de 2017

"Matar a un mosquito con un cañón"

El defensor Regional de Rosario, Gustavo Franceschetti, se pronunció en contra de los procesos penales que dos madres y un joven cargan bajo el delito de intimidación pública en el marco de las amenazas falsas de bomba en los colegios. "Se buscó mandar un mensaje a la comunidad de padres mediatizando estos tres casos, que cargaron con la culpa de 300 llamadas que hubo este año. La privación de la libertad fue excesiva. Fue como matar un mosquito con un cañón", consideró Franceschetti.

Su mirada se contrapone con lo actuado hasta el momento por el fiscal Gustavo Ponce Asahad. El viernes, en una audiencia imputativa, dos madres de alumnos y un joven de 20 años fueron imputados de intimidación pública y si bien quedaron en libertad sin caución, siguen involucrados en el proceso penal.

"Al problema hay que abordarlo para evitar que se repitan nuevos casos afectando a la comunidad educativa y ocasionando gastos al Estado", aclaró Franceschetti. Y consideró que "las detenciones deben ser las últimas herramientas. Previo hay que individualizar personas, usar las sanciones de los colegios y apelar al resarcimiento civil a los padres cuyos hijos hicieron los llamados. Hasta se puede hablar de responsabilidad juvenil y tramitar un proceso de Menores. Y si todavía no se conoce al autor y sólo está identificado el dueño de la línea, se puede hacer un proceso penal, pero en libertad", apuntó.

Tras tildar "excesivo y desproporcionado", lo actuado hasta ahora, indicó que fue la fiscalía la que dijo que los padres desconocían si sus hijos hicieron las llamadas, "con lo cual no está identificado el autor".

Luego, indicó que una detención es necesaria ante riesgo de fuga, entorpecimiento del proceso, "pero se detuvo a personas sin antecedentes y con arraigo en Rosario",.

En esta línea marcó que el fiscal Ponce Asahad no pidió prisión preventiva sino una caución por cada imputado de 10 mil pesos.

En relación a las acciones civiles, Franceschetti dijo que el Código marca la responsabilidad "objetiva" parental por los hijos, y marcó la diferencia con el Código Penal, donde la responsabilidad es "subjetiva".

"Es preferible ir por el lado de la indemnización civil que detener personas que se sabe que no son los autores", concluyó Franceschetti.

Comentarios