Tiempos violentos
Viernes 26 de Agosto de 2016

Más de 500 comercios serán alcanzados por los mayores controles municipales

Se trata de armerías, desarmaderos, talleres mecánicos, boliches y empresas que trabajen con precursores químicos

La intendenta Mónica Fein firmó ayer el decreto que obliga a un reempadromamiento de los locales habilitados como armerías, compraventa de celulares, desarmaderos, talleres mecánicos, locales nocturnos e industrias que utilicen precursores químicos. Según cálculos del municipio, serán más de 500 los comercios alcanzados por esta disposición, que forma parte de una serie de acciones que se desarrollarán desde el gobierno local con el objetivo de enfrentar la problemática de la inseguridad.

Las medidas recibieron ayer duras críticas de distintos sectores alcanzados por el incremento de los controles y los nuevos requisitos para obtener los permisos de funcionamiento del municipio (ver aparte). Con mayor o menor dureza, los cuestionamientos apuntaron a una "sobreexigencia" para los comercios habilitados, frente a la proliferación de mercados ilegales sin ningún tipo de fiscalización. "Son medidas inconsultas e intempestivas", resumió el titular uno de los comercios afectados.

Además de la obligatoriedad de un reempadronamiento de algunos rubros comerciales, se anunció la formación de un grupo especial de inspectores, nuevos requisitos para la habilitación de locales, que incluyen la especificación del origen del capital, y el incremento de controles a motociclistas.

El secretario de Gobierno del municipio, Gustavo Leone, recogió ayer el guante. "Los controles no se extenderán sólo a los locales habilitados legalmente. Sabemos que las medidas no son simpáticas para nadie, pero la realidad admite que se imprima mayor firmeza a la fiscalización que puede realizar el municipio", sostuvo a la par que apuntó que la información obtenida podrá resultar útil a investigaciones desarrolladas por otras jurisdicciones, incluso la Justicia.

Más estrictos. Fein anunció esta batería de medidas el miércoles pasado, después de una reunión que sostuvo con funcionarios de la cartera de Seguridad provincial, fiscales, autoridades policiales y concejales.

Ayer, la intendenta firmó el decreto que obliga a los titulares de armerías, negocios de compraventa de celulares, desarmaderos, talleres mecánicos, locales nocturnos e industrias que trabajen con precursores químicos a volver a presentar los datos de los dueños del comercio, acompañado en algunos casos de una planilla prontuarial y la constancia de la inscripción en otros registros vigentes a nivel provincial o nacional.

La semana próxima, los inspectores municipales empezarán a notificar en cada uno de estos comercios de la nueva disposición.

Una vez anoticiados, tendrán 30 días hábiles para presentar la documentación correspondiente.

De acuerdo a datos del municipio, sólo entre armerías, compraventa de celulares, desarmaderos y talleres mecánicos son más de 500 los emprendimientos habilitados que deberán responder a este reempadronamiento.

El listado terminará de definirse hoy en una reunión de la cual participarán los agentes de fiscalización de la Secretaría de Control y Convivencia, de Hacienda (que encararán los aspectos tributarios) y de la fiscalía regional.

En paralelo, al Concejo Municipal empezarán a llegar proyectos para incrementar los requisitos de habilitación para los comercios de estos seis rubros.

Comentarios