Iglesia
Miércoles 19 de Abril de 2017

Los rosarinos le agradecen a San Expedito, patrono de las "causas urgentes"

En Buenos Aires al 2100 se convocan para expresar agradecimiento por las gracias recibidas por su intercesión. A la tarde se realiza la procesión por el barrio.

Una multitud de rosarinos se convocan para manifestar su agradecimiento a San Expedito, patrono de las causas justas y urgentes, en la Iglesia de San Cayetano, en Buenos Aires al 2158.
Durante el día los fieles hacen largas filas en el ingreso a la parroquia para luego asistir a la procesión que está convocada para esta tarde para peregrinar con la imagen de San Expedito por las calles del barrio.
"Con San Expedito pedimos por las familias" es el lema de la fiesta grande en honor de San Expedito que se realiza hoy 19 de abril.
"Vengo por mi hija"; "Quiero agradecer", "Todos los 19 me convoco en su nombre"; "Lloro mucho, veo en él a Dios, cuando estoy acá siento alivio", son algunas de las frases que se escuchan entre quienes ingresan y salen de la iglesia rosarina.
Embed

San Expedito es el patrono de las causas urgentes y también se lo considera patrono de los jóvenes, socorro de los estudiantes, mediador en procesos y juicios y protector de la familia y de los enfermos.
Según una leyenda popular, provenía de una familia patricia, romana siguió la carrera militar y llegó a ser Comandante de las legiones de Roma y si bien gozaba de los privilegios de las clases superiores, en su corazón se encendía la llama de la fe cristiana a medida que iba conociendo la prédica y el testimonio de los cristianos.
Luego de una batalla, decidió convertirse al cristianismo del siglo IV pero, según la leyenda, ante su inminente decisión, se le apareció un cuervo que trató de persuadirlo al grito de "Cras", que significa "mañana" en latín.
Al instante, reaccionó respondiendo: "Hodie", cuyo significado es "hoy" y agregó: "No lo dejaré para mañana, hoy seré cristiano" y pisoteó al cuervo, dejando inquebrantable su opción de fe.
La legendaria narración asegura que el 19 de abril en el año 303, junto con otros soldados conversos, murió mártir en la persecución del emperador Diocleciano.

Comentarios