La ciudad
Domingo 05 de Febrero de 2017

Los personajes del Negro aún esperan volver al parque

A días de emplazados ya los habían vandalizado. Se retiraron a fines de 2015 y están en arreglo hace un año. Evalúan ubicarlos en un galpón.

Los personajes más entrañables del Negro Fontanarrosa no llegaron a estar 10 días en el Parque Nacional a la Bandera que ya habían sido severamente dañados con cortes y a puros golpes de puño, al punto de que al bueno de Mendieta tuvieron que sacarlo. La vandalización del conjunto de esculturas se repitió una y otra vez, hasta que hace más de un año directamente el Ministerio de Cultura resolvió retirarlas de Ciudad Joven para su arreglo. A Eulogia, por ejemplo, la rompieron feo. El duro de Boogie El Aceitoso no la pasó mejor y ni Inodoro Pereyra, con lo querido que es en Rosario, se salvó de la paliza. Pero ya pasó un año y el grupo nunca volvió: sigue en el taller de los artistas que lo fabricaron. Ahora, la ministra del área, María de los Angeles "Chiqui" González, opina que los personajes deberían regresar a la brevedad, pero adentro de un galpón de Ciudad Joven. Como "atracción central" y a salvo de manos despiadadas.

   El espacio con que la ciudad decidió homenajear a Fontanarrosa y sus personajes quedó inaugurado el 27 de diciembre de 2014 con la presencia del entonces gobernador, Antonio Bonfatti, y la intendenta, Mónica Fein.

   También estuvo la ministra de Cultura, alma máter del proyecto Ciudad Joven, la franja de galpones de la costa donde se emplazaron Boogie, Inodoro, Eulogia, Mendieta, Nabucodonosor y los Loros.

   Pero a menos de diez días de la inauguración, en pleno parque a la Bandera, las esculturas empezaron a mostrar los primeros daños y el 6 de enero del 2015 ya no estaba en pie Mendieta, el perro parlante y compañero inseparable de Inodoro.

   Los meses siguientes, las figuras, de resina y fibra de vidrio, y de alturas variables (entre 1,50 metro y 2,20), siguieron siendo blanco de inscripciones, rayaduras y cortes.

   Hasta que el vandalismo fue más duro y les pegó tanto que, en diciembre del 2015, Cultura resolvió retirarlas y encargar a los artistas que las fabricaron, Ariel Maciel y Claudio D'Angelo, su restauración.

   El proceso se demoró por problemas personales de uno de los artesanos, y el cálculo es que quedarán listas en poco más de un mes.

   Según describió Maciel, las figuras estaban "muy deterioradas". Por ejemplo, Eulogia lucía "muy rota" y le faltaba "media cara"; Boogie no la sacó más barata: perdió "bastantes partes" de su robusta anatomía, incluidas cara y una mano. También ligaron golpes Inodoro y Mendieta, única pieza que ya está arreglada.

   El artista explicó que las figuras —fabricadas durante nueve meses sobre una "talla de telgopor y cubiertas con resina y fibra de vidrio"— ahora regresarán con anclajes de perfiles de hierro y atornilladas sobre una base de cemento. La pregunta es adónde, porque en gran medida de esa respuesta dependerá su supervivencia.

   Según explicó la titular de Cultura, la decisión final será consensuada con la Unidad Provincial Ejecutora de Proyectos Especiales, dependiente de Obras Públicas, que está evaluando alternativas.

   Pero al menos como "opinión personal", Chiqui está convencida de que Inodoro Pereyra y sus amigos quedarán más protegidos al interior de los galpones de Ciudad Joven, instalados como "atracción central" en un espacio ad hoc que deberá definirse no bien se liciten los dos bares del área (cuyos pliegos ya están listos, adelantó).

   Y pese a lamentar la "demora" para que los personajes de vuelvan a convivir entre los rosarinos, la funcionaria prometió otorgarles un "lugar preferencial". Quizás no en pleno parque, como nacieron, pero al menos dentro de otro espacio igualmente "público, gratuito y de acceso libre" como un galpón.

   Un emplazamiento para las figuras que, además, coincide con la "propia narrativa del lugar", sostuvo Chiqui, y que evita alternativas menos simpáticas para sus espíritu libres, como enrejarlas.

Comentarios