La ciudad
Sábado 18 de Marzo de 2017

Los nenes de 11 años ya se están vacunando contra el virus de papiloma humano

Es obligatorio para niños y niñas nacidos en 2006. Ayuda a evitar el cáncer de cuello de útero y otras patologías que alcanzan a ambos sexos.

En todos los vacunatorios de Rosario está disponible la vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH) para niños y niñas nacidos en 2006. Estaba indicada para las nenas desde 2011 pero se incluyó a los varones por decisión del Ministerio de Salud de la Nación a fines del año pasado. Esto implica que deberán inocularse todos los que cumplen 11 años durante el 2017, y que pasó a ser obligatoria y gratuita para ambos sexos.

   En Santa Fe comenzó a colocarse en diciembre, de acuerdo a la normativa nacional. En enero se logró duplicar la cantidad de dosis aplicadas. El número de nenes y nenas que la recibieron fue parejo, según detalló a La Capital Andrea Uboldi, directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud. Lo que habla, al menos en un primer momento, de una buena aceptación en el sexo masculino teniendo en cuenta que es la primera vez para ellos.

   ¿Pero, por qué deben aplicársela los chicos si básicamente previene el cáncer de cuello de útero? Martín Riegé, doctor en ginecología y ex presidente de la Asociación Argentina de Ginecología Oncológica, detalló que la vacuna tiene numerosos efectos positivos. Uno de ellos es que si una mujer tiene relaciones sexuales con un varón que está vacunado, no le transmite el virus. También disminuye el riesgo de cáncer orofaringeo (tanto en varones como en mujeres) ya que está demostrado que la mayoría de estos cánceres son producto del VPH (como consecuencia del sexo oral, por ejemplo). El cáncer de pene también puede prevenirse con esta vacuna.

   Además —agregó el médico— tanto a varones como a mujeres los protege del cáncer de ano, una enfermedad que tiene varios orígenes, pero el más común es por contagio del virus de papiloma humano. "Esta vacuna contribuye a la equidad de género, ya que ambos pueden transmitir el VPH. De hecho, la tendencia mundial es que la vacunación no tenga género", señaló el profesional.

El virus del papiloma humano, que incluye más de 100 variantes, puede causar verrugas y esas verrugas derivar en patologías más severas. Aunque en general es inofensivo para la salud, hay aproximadamente 30 tipos que se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer, de los que afectan mayormente a genitales.

La vía de contagio

¿Cómo se traspasa el virus de una persona a otra? A través del contacto sexual (no sólo genital) con una pareja que tenga el virus (portar el virus por lo general no causa síntomas ni señales).

   Respecto de la prevención, el médico sostuvo que los preservativos reducen el posible contagio pero no lo evitan por completo. "Se puede pasar a través de las manos o de la boca", mencionó

   "El Papanicolau, en las mujeres, puede detectar lesiones que a mediano o largo plazo deriven en cáncer de cuello de útero", agregó Riegé, de allí la importancia de esta práctica, en forma anual, para evitar el cáncer de cuello uterino. Existe también un test de VPH.

   Riegé, que en Rosario fue uno de los promotores de la colocación de la vacuna desde el inicio, contó que mejoró mucho la adhesión de la población general (en este caso son los padres o familiares que llevan a los niños a vacunarse) y que hay más conciencia sobre las ventajas "enormes" que tiene la inoculación. De todos modos, agregó, "se perdió mucho tiempo en un comienzo porque había padres que por prejuicios decían «no le voy a poner la vacuna a mi hija, porque entonces va a salir a tener relaciones sexuales» o «para qué la necesita si es chica», desconociendo que por un tema inmunológico que lo ideal es aplicarla cuando son pequeñas".

   "Los pediatras también demoraron un poco la sugerencia, tal vez porque ellos no veían como nosotros los oncólogos, enfermarse o morir a las pacientes por cáncer de cuello. Nuestra especialidad tenía muy claras las ventajas de evitar esto", agregó, mientras se mostró entusiasmado por el hecho de que los nenes también sean incluidos en esta vacunación.

   El especialista señaló que los chicos y chicas que no tienen 11 años pueden vacunarse igual pero en ese caso no será gratuito. "La recomendación de los ginecólogos y oncólogos es que se aplique hasta los 45 años, incluso la sugerimos en mujeres que ya han tenido VPH. La efectividad no es la misma que cuando se aplica en la infancia, pero vale igualmente tiene valor para la salud", remarcó.

   En Australia, donde fueron pioneros con esta vacuna, bajaron de 2006 a 2012 el 60% de los contagios de VPH. Actualmente ya tienen impacto en el número de mujeres con cáncer de cuello de útero: es mucho menor que cuando la vacuna no existía.

Aclaraciones ante algunas resistencias

El doctor en Ginecología, Martín Riegé, destacó que hay mucha preocupación entre los especialistas por la prédica del movimiento antivacunas, que carece de rigor científico y expone a nuestros hijos a sufrir enfermedades evitables". Ayer, en tanto, la Fundación Huésped emitió un comunicado para salir al cruce de una publicación en un medio de tiraje nacional que advertía sobre posibles efectos adversos de la vacuna contra el VPH. "El Ministerio de Salud de la Nación oportunamente recopiló la información relacionada sobre la seguridad de la vacuna. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró un reporte de seguridad, tal como lo hizo el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Centro de Control para la Prevención de Enfermedades. A la fecha, la OMS ha evaluado la seguridad en más de 200 millones de dosis aplicadas en el mundo sin un riesgo especialmente alto de complicaciones", destacó la fundación.

Qué sucede en Santa Fe

El dispositivo de vacunación contra el VPH se inició con niñas nacidas en el 2000, comentó la directora de Prevención y Promoción de la Salud, Andrea Uboldi. Los primeros años se exigían tres dosis. Luego, a nivel nacional se cambió a dos dosis para mejorar la adhesión al esquema completo. La funcionaria mencionó que unas 26.700 niñas que hay en la provincia deberían tener aplicada la vacuna, y los números muestran que a la primera dosis la recibió más del 80%. Entre las nacidas en el 2000 se llegó al 90% en la primera dosis, 83% en la segunda y 70% en la tercera, "lo que es una muy buena cobertura incluso a nivel internacional", destacó la médica y admitió que hay que seguir fomentando la aplicación de la totalidad de las dosis, tanto en nenas como en varones, para que la cobertura sea la correcta.

Comentarios