La ciudad
Viernes 10 de Marzo de 2017

Los municipales siguen en pie de guerra y se vienen más medidas de fuerza

un clásico. La peatonal, ayer, invadida de manteros ante la ausencia de inspectores por el paro municipal.

Los 42 gremios municipales realizaron ayer un paro de actividades después de rechazar la propuesta de un 19,5 por ciento de incremento salarial que fue formulada por los intendentes y presidentes comunales en la mesa paritaria.

Así, una vez más, las peatonales se taponaron de manteros y vendedores ambulantes, y el tránsito en las calles céntricas de la ciudad fue caótico, ya que a la falta de inspectores se sumó el inicio del ciclo lectivo en las escuelas públicas y privadas y la lluvia matinal.

Para la semana próxima, los sindicatos agrupados en la Federación de Trabajadores Municipales (Festram) ya anunciaron un paro de 48 horas. Será el martes y miércoles.

   Desde los municipios prevén convocar la semana próxima a los gremios para reanudar las negociaciones, aunque no está definido el día.

Los funcionarios consultados admitieron que difícilmente haya avances significativos en esta puja salarial hasta que a nivel provincial se comience a cristalizar un probable acuerdo.

   "A los municipios y comunas les ocurre con la provincia lo mismo que a ellos con el gobierno nacional, ¿qué porcentaje vamos a salir a ofrecer si la mayoría dependemos de los giros de coparticipación para pagar sueldos?", admitió un funcionario municipal.

Dejó en claro así la dependencia de recursos para definir antes una negociación salarial.

   De esta manera se presenta como difícil la desactivación del paro municipal para la próxima semana.

Mientras tanto, los jefes comunales ponen el acento en la escasez de recursos con las que cuentan sus arcas. Situación que deriva en que no puedan ofertas altos porcentajes de incrementos a sus empleados.

Esta situación es minimizada por los agentes municipales, que remarcan que todas las comunas de la provincia reciben fondos de coparticipación.

Comentarios