paro general
Jueves 06 de Abril de 2017

Los gremios locales analizaron el paro: "La adhesión del sector privado fue muy alta"

Representantes de más de 50 gremios destacaron que el sector público tuvo un acatamiento "del 100 por ciento", mientras que en el privado "superó el 90 por ciento".

Más de cincuenta gremios que adhirieron al paro sin movilización coincidieron en afirmar que la medida de fuerza tuvo un alto nivel de acatamiento. En el sector público "fue del 100 por ciento", destacaron el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner, y Marcelo Picardi, de UPCN. En tanto, el titular de la UOM de Rosario, Antonio Donello, el secretario general de Dragado y Balizamiento, Edgardo Arrieta, el dirigente de Obras Sanitarias Oscar Barrionuevo y Cesar Aybar, de Supa, estimaron que el acatamiento al paro del sector privado superó el 90 por ciento.
En una conferencia de prensa que se realizó en la sede de UOM, Buenos Aires 1328, dirigentes de más de cincuenta gremios hicieron una evaluación del impacto en Rosario del paro nacional convocado por la CGT.
"El paro no es contra el gobierno, es contra un plan político que están aplicando y que ya vimos en los '90 y que vimos cómo terminó en 2001. La sociedad no lo va a permitir porque ya lo vio", sostuvo Donello, y añadió que "el final lo conocen todos y, si el gobierno no lo quiere cambiar, la gente va a estar en la calle, con los dirigentes o sin ellos".
Aseveró que "el acatamiento es muy alto, la ciudad está parada. Los negocios grandes cerraron y algunos chicos atienden sinceramente porque son afines al gobierno, así son las leyes del juego".
El municipal Antonio Ratner señaló que "en lugar de confrontar y seguir agudizando esta grieta que ellos mismos crearon, el gobierno debe abrir un canal de diálogo, buscar una salida entre todos al desempleo, al ajuste, a las importaciones, defender la producción nacional".
"Ojalá el gobierno entienda que debe sentarse a dialogar y no decir que esto es una maniobra desestabilizadora de los trabajadores. Cuando hay diálogo no hay medidas de fuerza", sostuvo.
Arrieta, de Dragado y Balizamiento, expresó que están "muy conformes, Rosario está totalmente paralizada. Hoy hay que dar un gran reconocimiento a todos los trabajadores que pacíficamente llevan adelante esta medida de fuerza".
En esa misma línea se manifestó Oscar Barrionuevo, quien analizó que el "paro fue total, la ciudad está paralizada completamente. Esto nos hace sentir que hemos acertado con la medida".
Sobre el impacto de la adhesión del transporte indicó: "Claro es importante que paren los colectivos, la mayoría de los obreros viaja en colectivos, entonces con ayuda de la UTA y cada uno de los gremios el acatamiento ha sido total".
Por su parte, Marcelo Picardi apuntó: "Hemos seguido las medidas que nos ha indicado nuestra CGT y seguiremos con estas medidas hasta que el gobierno cambie su política económica que es la que está afectando a todos los trabajadores".
Juan Moreyra, secretario general del Sindicato Ceramista de Capitán Bermúdez, estimó que en su sector "el paro ha sido del 100 por ciento ya que somos una de las industrias que más delicada se encuentra, estamos muy afectados corriendo mucho peligro de despidos, suspensiones".
Cesar Aybar, del Sindicato Unidos Portuarios Argentino (Supa), indicó que el acatamiento fue total en Rosario. "El movimiento obrero está dando un claro mensaje al gobierno nacional y no tenemos para nada una postura destituyente, golpista, como se quiere plantear, lo que estamos dando hoy es un claro mensaje al gobierno de que hay que sentarse en la mesa a dialogar en serio y empezar a cambiar algunas políticas de estado que está llevando al desempleo, a la precarización laboral y a dejar afuera del circuito laboral a muchos trabajadores", dijo.
En tanto, el secretario general del Sindicato del Seguro, Gustavo Méndez, aseguró que "ha sido una buena jornada teniendo en cuenta todo lo que se dijo y proyectó. Esto es un principio, esperemos que el gobierno entienda de esta medida y no haga oídos sordos". También denunció a directivos de empresas aseguradoras que habrían realizado "aprietes" enviando mensajes a los trabajadores indicando "que la empresa abría, entonces se tenían que presentar a trabajar. Fue un apriete feo que no es necesario hacer".
Todos los análisis coincidieron en que el camino es la unificación de la CGT local y muchos postularon como futuro secretario general de la central obrera rosarina a Antonio Donello, dirigente gremial que ganó la escena política al ponerse al frente de la lucha en el sector industrial.

Comentarios