La ciudad
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Los españoles que salvaron miles de vidas judías

Se inaugura mañana en el Consulado de España en la ciudad una muestra que rinde homenaje al rol de diplomáticos ibéricos en la Segunda Guerra Mundial.

Cada uno desde su lugar de trabajo, muchos en absoluto silencio; otros peticionando con firmeza, lograron salvar a miles de judíos de la deportación y el extermino en la Europa del Holocausto. Son 18 historias que lucharon contra la tentación totalitaria. Eran diplomáticos o miembros del Servicio Exterior de España y lo que hicieron ahora se conoce a través de una muestra que inaugura mañana, a las 19, en el Consulado General de España (Santa Fe 768).

"Lo hicieron corriendo riesgos extraordinarios, siguiendo el imperativo de humanidad y dando pleno sentido a la Mishná 5 del Talmud jerosolimitano: quien salva una vida, salva al mundo entero", señaló José Manuel García-Margallo, ex ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España.

Se trata de 18 historias de diplomáticos e integrantes del Servicio Exterior de España que, destinados en la Europa del Holocausto, consiguieron salvar a miles de judíos de la deportación y el exterminio, durante los difíciles años de la Segunda Guerra Mundial.

"Más allá del deber. La respuesta humanitaria del Servicio Exterior frente al Holocausto", tal el nombre de la muestra, otorgó visibilidad a la historia de los funcionarios españoles que, desde sus destinos europeos y casi en silencio, lograron salvar a cerca de 8 mil judíos, en su mayoría sefaradíes.

"La exposición ha sido un pretexto para realizar un homenaje a estos diplomáticos del servicio exterior, cuyos familiares, sus descendientes, en muchos casos desconocían lo que habían hecho", destacó el curador de la exposición, José Antonio Lisbona.

Una investigación previa a la muestra, que se extendió durante dos años, permitió conocer en detalle las gestiones realizadas por este grupo de diplomáticos que, en muchos casos, se basaron en un documento datado en 1924 que otorgaba ciudadanía española a "los antiguos protegidos españoles", como los judíos sefaradíes. Ese ardid legal permitió alegar protección para muchos de ellos, desperdigados por distintos países europeos que sufrían el avance del nazismo.

"Durante la investigación para la muestra muchos de los familiares de los diplomáticos han descubierto lo que realizaron sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos, porque durante los años del régimen de Franco y posteriores, entre el 39 y el 80, primero no se le dio importancia al hecho y luego no era políticamente correcto, porque el régimen se apropió del tema y quedó como que había sido el régimen el que tuvo esa actitud humanitaria, cuando en realidad muchas veces esa actitud estuvo en personajes concretos, diplomáticos concretos", explicó Lisbona.


Riegoso

Lo cierto es que "con riesgo para su propia vida, llegando incluso a poner en juego su carrera", estos diplomáticos "emplearon todas sus capacidades y astucias para amparar y rescatar a los israelitas protegidos por las legaciones españolas, sin encontrar con mucha frecuencia el adecuado apoyo y respaldo de las autoridades de Madrid", se valora en el texto curatorial de la muestra.

Para la inauguración se trasladará especialmente desde Buenos Aires el nuevo embajador de España en Argentina, Javier Sandomingo, quien participará también de otras actividades protocolares en la ciudad, como presidir el Consejo de Administración de la Fundación Complejo Cultural Parque de España.

También estará presente el presidente de la filial rosarina de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia), Diego Czarny.

Organizan la muestra la Embajada de España en Argentina, el Consulado General de España en Rosario y la Daia Rosario. Permanecerá abierta al público hasta el 22 de este mes, y podrá visitarse de lunes a viernes, de 10 a 13, en la sede del Consulado, Santa Fe 768.

Comentarios