Concejo municipal
Domingo 07 de Agosto de 2016

Los cuidacoches siguen sin control y la disputa de zonas suma muertes

La problemática crece en violencia y tiene ribetes cada vez más sangrientos. En ocho meses hubo al menos una decena de peleas.

La polémica por los cuidacoches tiene ribetes cada vez más sangrientos. En los últimos ocho meses se sumaron dos muertes de trapitos y hubo al menos 10 hechos de violencia en los que estuvieron involucrados. Cinco de esos episodios ocurrieron entre junio y julio últimos. Los datos se desprenden de las investigaciones del Ministerio Público de la Acusación, cuyas autoridades mostraron enorme inquietud. Gran parte de las peleas se dan por la "caja" que genera el control del espacio. Las zonas más conflictivas incluyen las inmediaciones de La Fluvial, Pichincha y el corredor gastronómico de avenida Pellegrini, donde los precios, impuestos y no voluntarios, para "custodiar" los vehículos no bajan de 50 pesos siempre y cuando no se trate de recitales o espectáculos deportivos, en los que el costo es de 100 pesos, como mínimo.

No obstante, y a pesar de las quejas de los vecinos, a la Municipalidad de Rosario se le dificulta intervenir en el tema porque, según indicaron en la Intendencia, "no existe un marco normativo sobre esta actividad" para desarrollar tareas más efectivas de control y sanciones.

Pero, con el paso de los años, el Concejo no logra ponerse de acuerdo. Se presentaron distintas propuestas y el tema permanece detenido en el tiempo, mientras crece el accionar peligroso de los trapitos.

"Ya no se trata de gente honesta que busca un ingreso a través de solicitudes voluntarias; el tema se transformó en otra cosa. Ahora hay verdaderos grupos que se apropiaron de las calles a través de amenazas para quitarle el dinero a los rosarinos", señaló el diputado provincial de Unión PRO, Rodrigo López Molina, autor de un proyecto, en su época de concejal, que directamente busca eliminar la actividad.

En ascenso. Así, a la controversia por el accionar que muchos califican de "extorsivo" y a las denuncias por la presencia de bandas dedicadas al delito, ahora se sumaron hechos virulentos en una escalada llamativa.

El fiscal regional de Rosario, Jorge Baclini, confirmó a La Capital que se vienen investigando "disputas" individuales que permiten "visualizar" la problemática. Aunque, ya no se trata sólo de peleas que no llegan a instancias de investigación o denuncias.

Según datos oficiales emitidos por la Fiscalía, solamente entre junio y julio hubo cinco episodios graves en los que los trapitos estuvieron involucrados. Este es el racconto:

• El 11 de junio, a las 19, un joven de 29 años y su esposa resultaron detenidos luego de que el muchacho le propinara un golpe de puño a un inspector de Control Urbano, que prestaba servicio en la Estación Fluvial. La causa, por lesiones, sigue hoy su curso.

* Casi un mes después, en Ovidio Lagos y bulevar Seguí, se produjo una pelea entre dos cuidacoches en la que Leandro Sánchez (18) sufrió una herida cortopunzante en el tórax. Al autor de la agresión le abrieron una causa por lesiones.

* El 27 de ese mismo mes, Brian Alexis Cuffo (23) fue detenido en Francia al 4100, también en el marco de una riña callejera. Los investigadores determinaron que tenía un pedido de captura por robo.

* Hace poco más de una semana, Iván Farías, de 36 años, quien se movilizaba en una silla de ruedas, fue asesinado de una puñalada en el pecho en la vereda de la plaza López, sobre Pellegrini. Según personas que habitan ese paseo público, fue atacado por dos hombres con los que tuvo una fuerte discusión y le asestaron una puñalada en el tórax. Entre otras actividades, el hombre exigía dinero en la zona.

* El domingo pasado, dos adolescentes de 13 y 15 años que cuidaban coches en la calle fueron baleados durante la madrugada en el centro de la ciudad por un hombre que, tras agredirlos, escapó y no pudo ser identificado. Fuentes policiales indicaron que el hecho ocurrió en Montevideo y Mitre, y que las víctimas fueron trasladadas al Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

En las últimas horas se presentó un menor ante la policía y dijo que estaba en el lugar en el momento del hecho. El episodio podría caratularse como tentativa de homicidio. Fuentes de los pesquisas dijeron a este diario que la refriega fue por controversias entre "banditas".

* La saga violenta comenzó el 12 de diciembre del año pasado con una feroz pelea que terminó con un cuidacoches de 34 años muerto en Mendoza y Santiago. Había peleado con otro trapito, de 28 años, que lo apuñaló, pero fue detenido en 3 de Febrero y Oroño cuando intentaba escaparse (ver aparte).

Cómplices. Para López Molina, "la mayoría de los cuidacoches no son trabajadores". El Legislador aseguró que la policía, la Guardia Urbana, Control Urbano y la Prefectura "son cómplices, al menos por omisión".

El referente de Cambiemos estimó que Rosario comenzó a recorrer un camino que es el que se vive hoy en Buenos Aires, donde una ONG denunció que la mafia de los trapitos recauda por mes alrededor de doce millones de pesos. "Sin embargo, el municipio y la falta de voluntad de algunos concejales llevan a no encarar el tema con seriedad", sostuvo.

"Nosotros propusimos la prohibición total de cuidacoches en las zonas de estacionamiento medido y en los alrededores de los espectáculos deportivos masivos. Pero en el Concejo Municipal no se trata la temática por falta de decisión política", reclamó por su parte el concejal Carlos Cardozo.

De todas maneras, desde la Intendencia entienden que el tema está instalado en todas las grandes ciudades del país y que hay una situación social de fondo que requiere un abordaje interdisciplinario.

Mientras tanto, la problemática crece en violencia, suma muertes y se expande.


Comentarios

Últimas Noticias