La ciudad
Martes 16 de Mayo de 2017

Los comerciantes del centro se quejan "del ruido, la suciedad y los clientes que no vienen"

Señalan a las demoras en las obras de revitalización del casco histórico y el desvío en los recorridos de las líneas de colectivos.

"Nos prometieron que las obras estarían concluidas en Córdoba y Sarmiento el 9 de marzo", se lamentan los comerciantes del microcentro rosarino. Las obras de revitalización del centro histórico mantienen cerrado el tránsito en Sarmiento entre Santa Fe y Rioja, y los dueños de los comercios de ambas cuadras acusan una fuerte caída en las ventas, lo que también obedece —afirman— a la decisión de retirar todos los recorridos de las líneas de colectivos que pasaban por Rioja.
"Vivimos entre el ruido y la suciedad, y los clientes que no vienen", se quejaba hoy un comerciante de calle Sarmiento en medio de los trabajos de los operarios. La empleada de un quiosco de golosinas de Rioja y Sarmiento se sumó a las quejas: "Antes los que esperaban el colectivo venían a comprar, pero desde que sacaron la parada bajaron mucho las ventas".
El dueño de Rosario Confort, Claudio Sexer, aseguró que desde que comenzaron los trabajos de remodelación "a partir de las siete de la tarde se cierra todo y la gente huye".
"Estiman que las obras van a terminar en octubre. Un año de trabajo, es muchísimo tiempo", sostuvo Sexer, quien tras participar de una reunión de los comerciantes con representantes del gobierno municipal asegura: "No hay precisiones ni certezas. No tenemos plazos ciertos, son todas estimaciones".
Tras recordar que las cocheras de la cuadra debieron dejar de trabajar durante largo tiempo, señaló que "a la penuria por la caída de ventas por el panorama económico y a cierto alejamiento de la gente, hay que sumarle una medida totalmente arbitraria como concentrar treinta líneas de colectivos en calle Santa Fe y sacar los colectivos de calle Rioja sin ningún tipo de explicación racional".

Comentarios