La ciudad
Sábado 08 de Julio de 2017

"Los automóviles tuneados no pueden circular por la ciudad"

Lo expresó el director de Tránsito ante el reclamo de los fanáticos de este tipo de vehículos, quienes buscan ser autorizados por el municipio.

La Municipalidad fue taxativa y anunció que no habrá miramientos cuando circulen autos modificados en las calles de la ciudad. "El director de Tránsito, Gustavo Adda, señaló que "existe el marco regulatorio correspondiente para hacerlo". Mientras tanto, un grupo de fanáticos de estos vehículos protagonizó ayer una manifestación por avenida Belgrano para reclamar que se sancione una ordenanza y les permitan circular por Rosario.

"La prohibición está determinada; no se permite que transiten vehículos que tengan modificadas sus estructuras naturales porque básicamente eso genera inseguridad", dijo el funcionario antes de remarcar que los vehículos en cuestión tienen baja suspensión, y cambios en el sistema de escape, entre otras cosas".

Adda dijo también que "sólo se han autorizado transformaciones cuando algunas cuestiones internas requieran cambios para adaptarse a las normas actuales. Por ejemplo a la necesidad de instalar cinturones de seguridad tipo bandolera o de tres puntos en vez de los antiguos abdominales. Pero eso no altera la construcción del automotor", detalló a La Ocho.

La protesta se llevó adelante bajo la consigna de que se permita el tuning. "Hacemos esto por una cuestión estética que a nosotros nos gusta mucho", indicaron los referentes y aclararon: "No es otra cosa más que eso; sin embargo cuando un inspector de tránsito nos detiene en la vía pública, supone que tenemos los autos preparados para correr picadas".

Adda aceptó que no necesariamente quienes hacen estos cambios en los autos realizan carreras en las calles, pero dijo que los vehículos que participan en las picadas, están siempre tuneados.

El titular de Tránsito también destacó que, más allá de la prohibición puesta de manifiesto en la ordenanza 6.543, si el Concejo Municipal accede a generar una norma que contemple la circulación de este tipo de vehículos por alguna circunstancia determinada, el Ejecutivo accederá a reglamentarla". Y sumó: "Se trata de una potestad del Palacio Vasallo y la Intendencia luego debe regular el espacio público en cuanto a lo que se ha sancionado observando la seguridad de todos".

Los impulsores del tuning comenzaron hace un año un derrotero en el Palacio Vasallo para conseguir una normativa que los habilite en el marco de un registro especial. El concejal Eduardo Toniolli se entrevistó con los dueños de estos autos y les sugirió presentar un proyecto. La propuesta quedó ahora dentro de las iniciativas de la comisión de Gobierno, donde podría avanzar su tratamiento.

Comentarios