emboscada
Viernes 20 de Mayo de 2016

Los atacaron a piedrazos entre 15 y les robaron la moto en la zona oeste

Dos jóvenes fueron abordados cuando cruzaban las vías a la altura de Pte. Perón. En 2015 un robo similar terminó en tragedia

A las 23 de una fría noche de miércoles en barrio Triángulo el joven conductor de la Guerrero 110 nunca esperó toparse con una emboscada de tamaña magnitud. Un balde entero de trozos de ladrillos cayó sobre su humanidad, lo que le hizo perder el control del rodado. En un instante, él y su acompañante fueron emboscados por al menos 15 personas y le robaron la moto. La lluvia de proyectiles lo alejó de la zona de Presidente Perón y las vías, mientras su rostro sangraba. Fue el segundo ataque tipo "piraña" en un año en las inmediaciones y con la misma modalidad.

Los hechos de inseguridad se suceden casi a diario en el sector comprendido por Felipe Moré, vías del ferrocarril y la bifurcación de Presidente Perón hacia el oeste y 27 de Febrero al noroeste.

Allí confluye muchísimo tránsito durante el día. Sin embargo, al caer el sol las calles son tierra de nadie. Es frecuente escuchar la rotura de los parabrisas que sufren los automovilistas para robarles las pertenencias en el medio del shock que ocasiona un piedrazo.

Sin embargo, lo que ocurrió cerca de las 23 del miércoles entre las vías y Matienzo pasó a mayores por sus características. Los robos en grupos o con la modalidad "piraña" son un dato que enciende el alarma.

Según datos que recopiló LaCapital en el lugar de los hechos, al conductor de la Guerrero 110 lo esperaron con un balde lleno de ladrillos. Apenas aminoró su marcha para trasponer las vías y tomar la curva recibió los piedrazos en la espalda. Perdió el control y cuando quiso recuperar su moto fue contraatacado por una turba de unos 15 pibes de corta edad.

Mientras algunos de ellos avanzaron para agredirlo, otros se encargaron de hacer desaparecer el botín.

En medio del temor a represalias, una persona consultada por este diario precisó que el conductor recibió golpes y lesiones en la boca y resto del cuerpo. El acompañante en el rodado también tuvo consecuencias, pero alcanzó a trasladar a su amigo hasta cercanías de la estación de servicio de Matienzo y Presidente Perón.

"No te duermas, aguantá", le dijo para que el dueño de la moto esté consciente y en estado de vigilia. Algunos datos oficiales indicaron que el hecho recién fue denunciado hacia las 5 de la madrugada de ayer. Allí, los jóvenes de 18 y 17 años manifestaron haber sido emboscados por un grupo grande de adolescentes que mediante piedras los hicieron caer al piso, para luego robarles la moto.

Mientras ayer por la tarde se percibían algunos cascotes de ladrillos dispersos en la zona, la cámara de videovigilancia asomaba desde lo alto de Felipe Moré y las vías como mudo testigo de todo lo que se denuncia desde hace rato. El episodio quedó asentado en la seccional 19ª, mientras que la Unidad de Flagrancias de Fiscalía aún no tomó intervención ya que no se produjo hasta anoche ninguna detención.

Un calco de un hecho fatal. Hace poco más de un año (el 15 de marzo) dos jóvenes que viajaban en moto fueron atacados a piedrazos en la zona de 27 de Febrero y Valparaíso. Uno de ellos terminó con graves lesiones y le diagnosticaron muerte cerebral. Horas después falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Francisco Barboza, de 25 años, y Carlos E., de 21, viajaban en una moto 110. Cerca de las 6 de la mañana fueron abordados por un grupo de sujetos que los apedrearon con intenciones de robo.

Al igual que el hecho del miércoles pasado, tras tumbarlos en el piso, los agresores se llevaron la moto y se dieron a la fuga. Barboza cayó de cabeza a la acera y el golpe le provocó graves lesiones. Trasladado al Heca junto a su amigo, al joven le diagnosticaron muerte cerebral y falleció horas más tarde.

Comentarios