La ciudad
Sábado 13 de Mayo de 2017

Los agentes de viajes cuestionan el cierre del aeropuerto por tres días

La entidad que los agrupa se mostró disconforme porque ni las compañías aéreas ni la terminal se harán cargo del traslado de los pasajeros afectados.

La decisión de cerrar el aeropuerto de Rosario durante tres días ya genera polémica. La Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (Arav) se mostró disconforme por la falta de soluciones de parte de las compañías aéreas y de la propia terminal durante los tres días de inactividad previstos entre el 30 de mayo y el 1º de junio por mantenimiento de las calles de rodaje y un sector de la pista. Según explicaron, la determinación oficial "produce perjuicios a los pasajeros", ya que ninguna de las instituciones aceptó hacerse cargo de sus traslados complementarios.

En este sentido, las autoridades de la Arav indicaron que, "aunque el tema haya sido avisado con 40 días de anticipación, genera serios problemas para los pasajeros que ya tenían tickets emitidos para salir o llegar a Rosario; las compañías aéreas los reprogramaron hacia otros aeropuertos (en Buenos Aires o Córdoba), pero es el mismo viajero quien debe hacerse cargo de los traslados hasta estas ciudades".

Al decir del presidente de la entidad que reúne a los agentes de viajes, Lisandro Cristiá, "esto no es justo, si un pasajero que tenía destino a Rosario debe quedarse en Ezeiza, tendrá que pagar bastante dinero extra de su bolsillo".

El directivo remarcó también que "en otras oportunidades, el aeropuerto y las mismas empresas se hicieron cargo de estas situaciones, pero ahora no acusan recibo y la gente quedará desatendida".

En otro orden, dijo que la Arav comenzó una serie de encuentros con los diferentes actores en busca de que "revea" esta decisión. Y argumentó que "son muchas las personas que diariamente utilizan las instalaciones del aeropuerto de Fisherton". En efecto, calculó que entre "dos mil y tres mil personas" podrían verse afectadas por el cierre de la aeroestación local.

Si bien es verdad, que "hay algunos pasajeros que aceptaron cambiar las fechas de sus vuelos, no todos pueden hacerlo en virtud de que necesitan trasladarse en las fechas solicitadas y durante los trayectos adquiridos que, básicamente, están ligados a vacaciones y actividades comerciales que no pueden modificarse", detalló.

Compensación

E insistió en que "se va a solicitar una compensación económica" o que los responsables "se ocupen de los correspondientes traslados". Porque, "no se trata de una cuestión climática en las que no hay manera de resolver el inconveniente. Acá se sabía que esto iba a pasar".

Los referentes de la Arav, insistieron: "Tanto aeropuerto como compañías aéreas consensuaron el cierre por mantenimiento, pero sin advertir los costos adicionales derivados. Es cierto que también ofrecieron reprogramar los vuelos para otras fechas sin costo adicional, pero la mayoría de los pasajeros deben viajar necesariamente en las fechas originales".

Según un comunicado difundido oficialmente desde la estación aérea, "en concordancia con lo establecido en el Plan de Rehabilitación de Pavimentos", del 30 de este mes hasta el 1º de junio "se procederá a realizar dos intervenciones sobre la pista y la intersección de la misma con la calle de rodaje Bravo para lo cual se deberán interrumpir las operaciones aéreas hasta la finalización" de las tareas.

Los trabajos de demolición y reconstrucción de losas, que ya se encuentran acordados con la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), responden a la necesidad de incrementar la seguridad operativa para el "normal desarrollo de las actividades aeronáuticas en el marco del crecimiento de la conectividad aérea de Rosario y la región", pusieron de manifiesto.

Controversia

El Plan de Rehabilitación de Pavimentos surgió a partir de una fuerte polémica en virtud de reparaciones en sectores clave que duraron muy poco. A raíz de los problemas, que incluso obligaron a que los aviones sean remolcados para evitar más daños en las calles de rodaje, se ejecuta desde inicios de 2017 una primera etapa de tareas.

Mientras tanto, el cierre que operará en unas dos semanas no podrá evitarse. Y "ni las líneas ni el aeropuerto tienen obligación de pagar los traslados desde lugares alternativos en la medida en que se ha informado con anticipación la cancelación de los vuelos", según confiaron desde el Islas Malvinas.

Tareas finalizadas

En el marco del Plan de Rehabilitación de Pavimentos, el pasado 4 de mayo finalizaron los trabajos en calle de rodaje Alfa. Las acciones incluyeron la demolición y reconstrucción de "840 metros cuadrados de losas de hormigón, sellado de juntas nuevas, adecuación de las existentes, reconstrucción de la señalización horizontal y los de márgenes en las zonas donde circularon los equipos necesarios para la ejecución de las obras".

Arav, otra vez en la comisión asesora

Si bien los responsables de la Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (Arav) se expresaron disgustados contra el cierre próximo del aeropuerto, se mostraron optimistas con la nueva conducción de la terminal, ya que la entidad fue reincorporada a la Comisión Asesora del Directorio del "Islas Malvinas". Así, volverán a aportar sus puntos de vista e ideas para optimizar su funcionamiento.

"Tenemos un diálogo muy fluido con Matías Galíndez, nuevo responsable del aeropuerto y vemos con optimismo los planes y proyectos manifestados en estos primeros dos meses de gestión", dijeron en Arav. Además, la entidad fue convocada para la elaboración de un diagnóstico de la situación aerocomercial y propuestas de acciones para el futuro".

Comentarios