Rosario Debate
Martes 10 de Octubre de 2017

Lo que dejó el debate: asesores nerviosos y chequeo de redes sociales

En cada pausa televisiva, quienes acompañaron a los candidatos jugaron un rol central. Estuvieron en todos los detalles, desde el discurso hasta la ropa

El formato se impuso al debate. Cada uno argumentó y replicó pero los candidatos no dialogaron entre sí y se limitaron a responder en el turno asignado. La exposición de ideas en las dos horas de transmisión televisiva dejó tela para cortar. Seguridad fue donde hubo más cruces y chicanas. "Cuando asesinaron a uno de mis hijos, un ministro me dijo «Ore a Dios porque el tema se nos fue de las manos»", recordó el pastor Eduardo Trasante. El socialismo tuvo que cargar con la "mochila" del chamamé que la intendenta Mónica Fein bailó con el ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, en 2014.

Antes de que se encendieran las luces del estudio de Canal 3 para el debate entre 5 candidatos a concejal, ellos ya empezaron a marcar la cancha. El kirchnerista Roberto Sukerman se quejó de la ubicación y dijo sentirse "discriminado" por ser zurdo. Pablo Javkin y Roy López Molina no abandonaron la sonrisa en medio del "coucheo" de sus asesores.

¿Será por eso que sólo Sukerman lució corbata? ¿Y que Trasante se puso una suerte de saco-campera con cangurito? La única dama en los atriles, Daniela León, prefirió un saco negro con algo de brillos.

En el backstage donde estuvieron ubicados los asesores de los candidatos las mandíbulas batientes a puro chicle se escuchaban en medio del silencio. Frente a ellos había un mesa repleta de botellas de agua vacías, que semejaba una postal de una fiesta electrónica.

"Sólo dos por candidato", fue la restricción de los organizadores. "Levanten la mano y muestren las pulseras", se escuchó en referencia al free-pass fucsia para ingresar al estudio de TV.

Ciudad Futura llevó su ejército propio de fotógrafos y cámaras. Fácil de distinguirlos. Gorras rojas, camperas rojas y blancas, pelo largo y barba.

Javkin tuvo cerca al secretario de Hacienda, Santiago Asegurado. Muchos números para mostrar y una gestión para defender. Y a Sukerman, el politólogo Lucio Guberman lo tenía como el manager a su pupilo en las charlas de ring side.

Pero a la previa no le faltaron referentes partidarios. La intendenta Mónica Fein saludó y se quedó en otro sector. Al igual que el ex ministro de Defensa, Agustín Rossi. A su lado, la ex jueza Alejandra Rodenas, que llegó y se fue con custodia de Perón al 8000.

La maquilladora hizo sus últimos retoques sobre los rostros de los candidatos y a la cancha. Antes, hubo algunos pedidos de cómo cada uno quería ser presentado ante la teleplatea. Nada librado al azar. Del otro lado de las cámaras miles de rosarinos en sus casas los esperaban para decidir el voto.

Como en el box, con el tradicional "¡segundos afuera!", los flashes y la nube de periodistas fueron evacuando el set televisivo. El aire de los canales 3 y 5 dejó dos horas de argumentos, pases de factura y referencias al escenario nacional. Probablemente, el sistema de dos minutos de exposición de ideas, otros 60 segundos para ampliar dejó al debate cara a cara amurallado.

No obstante, hubo pimienta en los discursos. "No somos lobos con piel de cordero", dijo Sukerman para desafiar: "O los porteños, o nosotros".

León estrenó su discurso de acérrima opositora con su Rosario "desigual e insegura", mientras el pastor Trasante prometió "no mentir, no robar, no prometer".

Mientras se produjo el primer chispazo para que Nación garantice las vías férreas para el tren metropolitano y otro por los subsidios al transporte, el tema más caliente fue la seguridad.

Los discursos transitaron por las palabras "búnker, narcos, mecheras, salideras, lavado de dinero, iluminación LED, lectores de patentes de autos y vecinos tras las rejas y delincuentes libres".

Sukerman recordó el ruego desperado por la llegada de Gendarmería, el chamamé Fein-Berni del 25 de Mayo de 2014 y el problema del cambio de conducción política de la fuerza federal.

"Durante los últimos años, la Argentina se llenó de narcos", dijo Javkin e hizo referencia al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el triple crimen de General Rodríguez.

López Molina fue a los datos. "En Santa Fe el decomiso de armas aumentó el 192 por ciento en la era Macri y se triplicaron los operativos antinarco. Esto no llegó cuando Berni y Fein bailaron chamamé".

Llegaron las conclusiones. "Esto no es Cambiemos, es hambriemos", chicaneó Sukerman. "A los rosarinos, nadie nos regaló nada", arengó Javkin. Roy deseó una ciudad distinta para su beba de tres meses. Fuera del aire, llegaron los abrazos y la foto conjunta.

Comentarios