La ciudad
Domingo 07 de Mayo de 2017

Lo complejo de negociar en tiempos electorales

Las espadas políticas de la intendenta Mónica Fein en el Concejo trabajan por estas horas contrarreloj para lograr que el cuerpo legislativo avale el pedido de endeudamiento en dólares que permitirá financiar obras públicas.

Las espadas políticas de la intendenta Mónica Fein en el Concejo trabajan por estas horas contrarreloj para lograr que el cuerpo legislativo avale el pedido de endeudamiento en dólares que permitirá financiar obras públicas. Se trata del segundo intento del oficialismo, ya que el año pasado las negociaciones fracasaron justo cuando el PRO estaba por darle los votos necesarios, pero huyó espantado luego de que el Frente Progresista sumara en los acuerdos a los jóvenes concejales de Ciudad Futura.

   Los negociadores de Fein saben que este año no cuentan con mucho tiempo para cerrar avales. El endeudamiento debe cosechar los votos necesarios (19 sobre 28) antes de que la campaña extinga la labor parlamentaria. Sabido es que en ese fragor, muchos ediles tienen todas sus energías puestas en las caminatas barriales y los actos populares que pululan por distintos sectores de la ciudad en búsqueda de votos.

   Los tiempos no son eternos. El cierre de listas con los candidatos operará a mediados del mes próximo y por eso la autorización para el endeudamiento que solicita Fein debe estar aprobado, como plazo máximo, en no más de dos semanas.

Señales

No obstante, hay señales que demuestran que el espíritu de campaña ya se coló en la actividad legislativa. Sin ir más lejos, el listado de temas tratados por los ediles en la última sesión del jueves da prueba de esto: repudio al fallo de la corte que permite la aplicación del 2 x 1 a un condenado por delitos de lesa humanidad, cambios en la designación de ciudadanos ilustres, ampliación de los grupos etarios para quienes corren maratones y creación de un catálogo de industrias, fue lo más destacado.

   Durante la semana, la actividad en comisiones había abordado temas como el programa "cucha mía", que tiene por objetivo que los perros callejeros no tomen frío en el próximo invierno y pregona la instalación de refugios térmicos y sponsoreados. O el "plan de gestión menstrual", que brega por la "gestión gratuita de elementos de contención utilizados durante la menstruación, como toallas higiénicas, tampones, copas menstruales, esponjas marinas y ropa interior absorbente".

   Esta semana el propio gobernador Miguel Lifschitz se metió en la compulsa por el endeudamiento y calificó sin medias tintas como "mezquindad" a la actitud del Concejo de dilatar esta autorización que está solicitando Fein.

   Dos días antes, representantes de distintos sectores relacionados con la industria, la producción y la actividad gremial de la ciudad habían ido al Palacio Vasallo a expresar su apoyo al endeudamiento, lo que generó algunos chisporroteos con la oposición, donde no cayó muy bien esta movida.

   Fein necesita 19 votos sobre 28 y hoy sólo cuenta con 9. Por ahora, la tarea no se presenta fácil y demuestra lo complicado que es negociar en tiempos electorales. Todo indica que se vienen días de discursos altisonantes y proyectos para la tribuna.

Comentarios