Paritarias
Martes 07 de Febrero de 2017

Lifschitz sorprendió y anticipó que negociará las paritarias "sin techo"

El gobernador señaló que hará el "máximo esfuerzo" para que las clases comiencen con normalidad el próximo 6 de marzo.

El gobernador Miguel Lifschitz sorprendió ayer al anticipar que las paritarias provinciales serán "sin techo". No obstante, anticipó que se regirá por los números del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec), que midió en 2016 una inflación del 32,9 por ciento. La definición difiere de lo planteada cuatro días atrás junto con sus pares en el Concejo Federal de Inversiones (CFI): cerrar las negociaciones en torno al 18 por ciento, en sintonía con las aspiraciones del gobierno nacional.

El gobernador señaló que a más tardar el lunes pondrá fecha a la convocatoria de los gremios estatales y docentes, y aseguró que hará el "máximo esfuerzo" para que las clases comiencen el 6 de marzo próximo.

El mandatario se diferenció así del planteo que hasta ahora realizaron varias gestiones provinciales y a nivel nacional de ponerle "techo" a las paritarias y no más allá del 18 por ciento. "Nosotros creemos en la negociación colectiva. Vamos a convocarlos —a los gremios— para dialogar, sin piso ni techo, y a tratar de encontrar una propuesta que pueda pagar la provincia y sea razonable para ambas partes", añadió el mandatario socialista ayer en declaraciones radiales.

Las definiciones del mandatario santafesino llegaron horas antes de que su par bonaerense, María Eugenia Vidal, ofreciera a los gremios docentes de su provincia un aumento salarial de 18 por ciento en cuatro cuotas, aunque supeditado al índice de inflación; similar al que acordó a comienzos de diciembre pasado con otros gremios estatales.

Lifschitz, en tanto, evaluó que el año pasado "terminó con mucha inflación" y sin expectativas de recuperación económica, "lo cual genera preocupación en los trabajadores".

En ese sentido, y con respecto al sector docente, que demanda abrir inmediatamente las paritarias con un "piso" que recupere la inflación del 2016, el mandatario santafesino señaló que su apuesta es "empezar las clases como corresponde" y prometió que para ello el gobierno a su cargo "hará el máximo esfuerzo para lograrlo".

Dos semanas atrás, con los primeros borradores de sus pretensiones salariales en mano, los dirigentes de los sindicatos que agrupan a los educadores de escuelas públicas (Amsafé) y privadas (Sadop), adelantaron que demandarán un aumento por encima del 30 por ciento.

En este sentido, el secretario general del Sadop Rosario, Martín Lucero, reiteró ayer que "a las previsiones de inflación de este año, vamos a sumar la diferencia entre lo obtenido en la paritaria pasada —entre el 32 y el 35 por ciento de aumento— y la inflación del período (considerada entre 42 y 43 por ciento)". Así, la demanda del sindicato superaría el 30 por ciento de incremento salarial.

En tanto, desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) señalaron que sus demandas no bajarán de un piso que contemple la pérdida del poder adquisitivo de 2016 —estimada entre un 8 y 12 por ciento— más la inflación proyectada para este año del 17 por ciento. Esto daría un mínimo de 25 por ciento como demanda de incremento salarial. "Eso, más la recomposición para 2017, da un piso como mínimo del 25 por ciento", aseguraron.

De todos modos, los gremios santafesinos miran con atención lo que ocurre también con la negociación de la paritaria docente en provincia de Buenos Aires como una especie de caso testigo. Vidal alcanzó en diciembre un acuerdo con el resto de los gremios estatales del 18 por ciento en cuotas ajustables. Pero ese porcentaje fue rechazado ayer por los maestros.

Los gobernadores también siguen de cerca la discusión bonaerense, dado que ven allí una potencial ancla a las pretensiones sindicales en sus territorios. Pero todos admiten que se trata de un año electoral, por lo que el 18 por ciento se presenta hoy más como un "piso" que como un "techo" en la discusión salarial.

Por lo pronto, sin un nuevo salvataje del gobierno nacional, las paritarias docentes amanecen complejas.

"El aumento propuesto es del orden de los 200 pesos por mes, que no alcanza ni siquiera para pagar el aumento de la electricidad y los que se vienen por delante", indicaron los maestros bonaerenses. Las deliberaciones en Buenos Aires continuarán la próxima semana, cuando se prevé que arranquen formalmente las de Santa Fe.

Comentarios