La ciudad
Jueves 19 de Enero de 2017

Lifschitz criticó la labordel ahora ex secretario de Recursos Hídricos

El gobernador Miguel Lifschitz criticó duramente al ex secretario de Recursos Hídricos provincial, Roberto Porta, respaldó el trabajo del ministro de Infraestructura, José León Garibay (de donde dependía Porta), brindó algunos números sobre las pérdidas por las inundaciones y habló sobre la situación dentro del Frente Progresista.

El gobernador Miguel Lifschitz criticó duramente al ex secretario de Recursos Hídricos provincial, Roberto Porta, respaldó el trabajo del ministro de Infraestructura, José León Garibay (de donde dependía Porta), brindó algunos números sobre las pérdidas por las inundaciones y habló sobre la situación dentro del Frente Progresista.

Acerca del alejamiento de Porta, Lifschitz dijo: "No estoy conforme con el trabajo realizado por el ingeniero Porta. Cada uno da su valoración, por eso yo he decidido hacer un cambio en el área".

Además, salió a respaldar al ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia, José León Garibay: "Estoy conforme con él. Es un gran ministerio, con muchas obras y con larga experiencia y trayectoria. Ha trabajado conmigo en Rosario, aunque también necesitamos reforzar ese equipo".

Sobre las pérdidas a raíz de las inundaciones, el gobernador dijo que, a pesar de que en este momento no hay números exactos, se estima que "se han perdido entre 1.000 y 1.200 millones de dólares, el equivalente a 15 millones de pesos".

La salida de Porta generó fuerte repercusión política. "Es un chivo expiatorio", dijo el diputado Mario Barletta victimizando a Porta quien, a su vez, desmintió que, como dejara entrever el ministro nacional, su cartera no elaboró proyectos de obras hídricas.

Porta pateó para arriba y acusó, lisa y llanamente a su superior, el ministro de Infraestructura, José Garibay, de "haber cajoneado" todos los proyectos que su secretaría elaboró, y dijo que se enteró de que lo había echado por los medios. "Ni el gobernador ni el ministro me han llamado pidiéndome la renuncia. Sí sé que hay interés de alguna persona para que yo renuncie. Pero no lo voy a hacer, tendrá que hacerlo el gobernador si quiere que deje mi puesto de trabajo", espetó.

Hasta el intendente capitalino y presidente de la UCR nacional, José Corral, se sumó a la polémica que en horas de la mañana amenazaba con producir una tormenta en el seno del Frente Progresista, cuestionando directamente la decisión del gobernador al manifestar extrañeza y sorpresa porque "no es aconsejable cambiar un funcionario en medio de una crisis".

Porta había aseverado que advirtió al gobierno de Lifschitz que las obras que estaba encarando la provincia de Córdoba iban a provocar inundaciones como las actuales en la provincia de Santa Fe y fue "desoído".

Sobre las obras que realizó Córdoba contó: "Nosotros nos opusimos a que el comité interjurisdiccional (integrado por Santa Fe, Córdoba y Nación) apruebe la concreción de tres canales que hoy están terminados. Advertimos que iban a impactar en nuestros campos y nos opusimos, pero el ministro Garibay lo aprobó. La Nación recién va a licitar las obras en Santa Fe en marzo de este año".

"Hay que tomar decisiones sobre obras y otras medidas que hay que adoptar rápidamente", señaló el ministro de Gobierno, Pablo Farías, volviendo el eje de la discusión a la urgencia de la crisis hídrica, aunque castigó a Porta diciendo que "fue lamentable su actitud", porque hasta ahora "estuvo agazapado" sin haber efectuado declaraciones públicas.

Comentarios