La ciudad
Miércoles 26 de Julio de 2017

Licencias en la mira: advierten que 700 taxistas podrían perder sus trabajos

Lo planteó la oposición en el Concejo por las elevadas exigencias del oficialismo para renovar 500 chapas que vencen en lo que resta del año

La oposición en el Concejo advirtió que unos 700 peones de taxis podrían quedar sin trabajo si el oficialismo impone su criterio de exigir autos 0 kilómetro y un canon de 120 mil pesos para que se renueven 500 licencias que vencen este año. "En un contexto de crisis económica y menor cantidad de viajes, es una variable que hay que tener en cuenta", planteó el edil Eduardo Toniolli (PJ). El referente opositor propuso flexibilizar los requisitos a los taxistas para que puedan renovar las chapas que se caen el mes próximo para que la ciudad no pierda movilidad.

La postura de Toniolli coincide con la esgrimida por las cámaras de titulares de chapas. Desde la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), Mario Cesca avisó que de prosperar el proyecto del Ejecutivo "la mayoría de las patentes que se vencen este año no se renovarán por su elevado costo".

En declaraciones a La Ocho, el edil kirchnerista remarcó que su sector político "tuvo una mirada crítica respecto al proyecto del municipio, en especial porque hay que ver el marco en el que se da la discusión".

En ese sentido, Toniolli sostuvo: "Hay una economía que está en recesión, hay una fuerte crisis en materia laboral y el municipio impone un canon y la necesidad de renovar el auto cero kilómetro cuando hay titulares de licencias que están pagando un taxi hace dos años".

Para el concejal opositor, "en este caso particular debería seguirse con la lógica de la antigüedad que necesita un taxi, que sería de diez años como máximo. Esto es algo que nunca llega a cumplirse porque los autos se renuevan mucho antes y no hacer este corte abrupto".

Respecto al canon, que el oficialismo plantea exigir un pago de entre 120 y 125 mil pesos, Toniolli instó "a discutirlo y pensar si la lógica es la continuidad o voltear todas las licencias y generar una medida antieconómica".

Así, advirtió sobre el impacto laboral. "Si el proyecto avanza tal cual fue presentado, unas 350 chapas de las 500 que fueron otorgadas hace diez años no serán renovadas y se quedarán sin trabajo unos 700 peones, dos por licencia".

Además, como integrante de la estratégica comisión de Servicios Públicos del Concejo, Toniolli avisó que de caerse esas chapas "más allá de que se vuelva a foja cero y se vuelvan a licitar, por un tiempo esas unidades no estarán circulando" y los rosarinos perderán movilidad.

El edil justicialista fue más allá y reiteró su pedido al municipio "para que informe con precisión cuál es la situación de las 500 chapas que se sortearon y se adjudicaron hace diez años. Hay versiones que unas 150 dejaron de circular por diversas razones. Para definir el futuro de estas chapas tenemos que saber cuántas están efectivamente circulando".

Según Toniolli, "lo que seguramente no encontrará consenso para avanzar" es el pedido de las cámaras de titulares de taxis para que las 500 chapas en cuestión dejen de tener diez años de vigencia y se conviertan en perpetuas como las otorgadas en la década del 80.

En ese sentido, el concejal del ARI Carlos Comi anunció que el oficialismo "no aceptará bajo ningún punto de vista ceder a perpetuidad las chapas de taxis", como pretenden las cámaras del sector y algunos bloques del cuerpo.

A criterio de Comi, ese esquema "se implementó en 1980, en plena dictadura y fue un disparate. Un gobierno militar otorgó un beneficio para siempre para un grupo de taxistas, sin exigencias para un servicio público, pero no se debatió en el Concejo", como ahora, desde la semana próxima.

Comentarios