Amenazas de bomba
Viernes 08 de Septiembre de 2017

Liberaron a los cuatro detenidos por la ola de amenazas de bomba a las escuelas

El fiscal había pedido 30 días de prisión preventiva y y una caución de diez mil pesos, pero el magistrado dictó el procesamiento de los imputados y los liberó, de modo que seguirán el proceso en libertad

Los cuatro detenidos en el marco de la investigación por la ola de amenazas de bomba a escuelas rosarinas fueron imputados hoy por el delito de intimidación pública y, gracias al beneficio de la excarcelación que les otorgó el juez Carlos Leiva, seguirán el proceso en libertad.
El jueves por la noche se llevaron a cabo las detenciones en el marco de la investigación que llevó adelante el fiscal Gustavo Ponce Asahad, quien pidió 30 días de prisión preventiva para los apresados por la comisión de los delitos contra el orden público e intimidación pública.
También había solicitado una caución de diez mil pesos para que recuperen la libertad. El magistrado dictó el procesamiento de los sospechosos y dictó la libertad bajo firma en la Oficina de Gestión Judicial cada 15 días.
La pesquisa se inició para determinar quiénes son los autores y cuáles son las motiviaciones que los llevaron a realizar una seguidilla de amenazas de colocación de artefactos explosivos en establecimiento educativos rosarinos.
De este modo, se pudo determinar quiénes son los titulares de las líneas telefónicas desde las que se hicieron las llamadas intimidatorias. Se detuvo a dos madres y un padre de alumnos de escuelas secundarias y un muchacho de 20 años.
bomba.jpg
La ola de amenazas de bomba en las escuelas mantuvo en vilo a la ciudad.
La ola de amenazas de bomba en las escuelas mantuvo en vilo a la ciudad.
Los allanamientos, en los que se secuestraron seis celulares y una escopeta, se realizaron en Gorriti al 5100, Coulin al 2600, Virasoro al 3700, Caminito al 3600, Martínez Estrada al 7900, Pasaje Gomensoro al 1400 y Carriego al 1900.
A partir del uso de un sistema informático que permite determinar el entrecruzamiento de llamadas se pudo determinar que más de la mitad de las amenazas de bomba se registraron en escuelas ubicadas entre Pellegrini, Oroño y el río Paraná.

Comentarios