La ciudad
Lunes 19 de Junio de 2017

Le sacaron el auto a un hombre que se metió en la Calle Recreativa

Un automovilista ingresó ayer a la Calle Recreativa en estado de ebriedad. Personal de la Dirección de Tránsito le practicó un test de alcoholemia cuyo resultado dio muy por encima de lo permitido por la ley para conducir. Su vehículo fue remitido al corralón municipal.

Un automovilista ingresó ayer a la Calle Recreativa en estado de ebriedad. Personal de la Dirección de Tránsito le practicó un test de alcoholemia cuyo resultado dio muy por encima de lo permitido por la ley para conducir. Su vehículo fue remitido al corralón municipal.

Según fuentes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, ayer a la mañana un hombre ingresó con su auto a la Calle Recreativa. Todos los domingos, de 8.30 a 12.30, en distintas calles de la ciudad queda restringido el ingreso de automóviles para privilegiar a los peatones. Fue en ese contexto que, a la altura de Illia al 1500, el automóvil accedió a ese circuito y fue frenado por personal de la Dirección General de Tránsito que cumplían con funciones preventivas.

Los efectivos le practicaron un test de alcoholemia. El resultado duplicaba lo permitido en sangre para conducir: 1.15 gramos.

El auto del infractor fue secuestrado y remitido al corralón municipal.

Otros casos

En febrero pasado fue detenido un motociclista que tampoco respetó la restricción de ingreso a vehículos a la Calle Recreativa sobre bulevar Oroño, y tomó la arteria a gran velocidad a pesar de lo concurrida que estaba la zona. Fue frenado a la altura de 27 de Febrero, donde lo sometieron a un test que también duplicaba lo permitido por la ley y llevó al decomiso de su rodado.

Hace unos años se dio una situación parecida, pero con un servicio público y durante un domingo que, además, era feriado. El 25 de mayo de 2014 un taxista en estado de ebriedad manifiesta se metió en el circuito peatonal en la zona de la costa. Circuló por Brigadier López en el tramo que va de Oroño hasta Moreno. Fue detenido a metros del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro).

El nivel de alcohol en sangre que arrojó el test desbordaba cualquier tipo de análisis: tenía 2.26 gramos por litro de sangre, cuando el nivel que se exige a los conductores profesionales debe ser cero. Incluso estaba más de cuatro veces por encima de lo permitido incluso para los particulares, que es 0,5 gramo por litro de sangre.

Comentarios