La ciudad
Jueves 27 de Abril de 2017

Le reducen la condena a un hombre que quiso tirar a su hija de un piso 10

Lo habían sentenciado a 4 años y 8 meses de prisión. Ahora, la Cámara de Apelaciones bajó la pena a 3 años y 11 meses. Por ahora sigue en libertad

En fallo dividido, la Justicia le redujo la pena a un hombre de 57 años que había sido condenado en primera instancia a 4 años y 8 meses de prisión por intentar tirar a su hija de un edificio en medio de una pelea con su ex pareja. Esta semana, la Cámara de Apelaciones le bajó la sentencia a 3 años y 11 meses de cárcel tras hallarlo culpable del delito de abandono de persona agravado por el vínculo. Desde Tribunales confiaron que el condenado continuará en libertad, ya que tiene 10 días hábiles para presentar un recurso de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema provincial. Hasta tanto el máximo tribunal se pronuncie, no quedará alojado en una unidad penitenciaria.

El incidente por el cual fue condenado César Frate ocurrió el 21 de junio de 2014. Ese día, amenazó con arrojarse de la terraza de un edificio ubicado en Italia al 900 junto a su pequeña hija de tres años si su ex pareja no acudía a dialogar con él.

"Si querés vernos miranos por TV o vení por Dorrego, en el estacionamiento de La Gallega. En 10 minutos estamos en la cornisa del piso 10 y nos vamos a ver a los abuelos (fallecidos)", le advirtió a su ex pareja por mensaje de texto.

Aurora, la ex mujer de Frate, fue a la azotea y con aval de personal policial y de Bomberos se acercó a dialogar. Allí, los agentes policiales lograron sacarle a la hija de la cornisa, evitando la tragedia.

En junio del año pasado un Tribunal integrado por los jueces Javier Beltramone, Carlos Leiva y Patricia Bilotta lo condenó a 4 años y 8 meses de prisión. Los magistrados coincidieron en condenarlo por abandono de persona agravado por el vínculo y amenazas coactivas en concurso real, pero resultó absuelto de los delitos de desobediencia de la orden de restricción y cese de hostigamiento.

Esta semana, la Cámara de Apelaciones integrada por los jueces Carina Lurati, Guillermo Llaudet y Carlos Carbone confirmó sólo parcialmente la sentencia inicial. Y redujo la condena a 3 años y 11 meses.

Fuentes judiciales aclararon a LaCapital que el condenado "sólo estuvo en prisión unos días a poco de haber protagonizado el incidente, después pago una fianza y llegó en libertad al juicio. Cuando salió la condena en su contra no fue a prisión porque no estaba firme y ahora tampoco lo hará porque tiene la opción de recurrir a la Corte".

La defensa tiene 10 días hábiles para presentar un recurso de inconstitucionalidad ante los supremos. Hasta tanto los ministros se expidan sobre el planteo, no será privado de su libertad. E incluso después podrá interponer un recurso de queja ante el máximo tribunal.

En su apelación, la defensa planteó que el fallo era "arbitrario, ya que la figura del abandono de persona y desamparo requiere un verdadero abandono o desamparo, es decir que el sujeto quede aislado de toda protección e imposibilidad de auxilio".

Argumentó que lo ocurrido "fue resultado de una mala relación con su esposa, que lo llevo a un brote psicótico". Por eso pidió que el asunto sea tratado como un conflicto y no como una violación al Código Penal.

La jueza Lurati votó a favor de confirmar íntegramente la sentencia inicial. Según la magistrada, se trató de una situación "en la que se colocó a la menor en peligro. Se la situó, se la expuso. Ella estaba en su casa, sin riesgos. Y el padre se la llevó dolosamente ex profeso".

El camarista Llaudet avaló la sanción por amenazas pero no por abandono. "Frate expuso a su hija a un peligro absurdo y temerario (...) Sin embargo, dentro de ese marco de riesgo mantuvo en todo momento a la menor a su amparo", señaló.

Y Carbone avaló los argumentos de Lurati pero votó a favor de rebajar la pena a tres años y dos meses al tomar en cuenta "atenuantes" relacionados a la conducta de la ex pareja de Frate "que deben actuar como catalizador de aquellos agravantes como patrones de esa relación disfuncional".

Como establece el reglamento vigente, se fijo una sanción promedio entre los votos coincidentes (Lurati y Carbone), calculando el término medio. Así, la resolución de cámara terminó siendo de 3 años y 11 meses de prisión para Frate, una reducción de nueve meses respecto al fallo inicial.

Comentarios