La ciudad
Viernes 25 de Agosto de 2017

Las reacciones que llegaron tras la gran movilización popular

Días después de la marcha se decretó la emergencia de seguridad y en un año se destinaron $300 millones a la compra de equipos para la policía

Tras el año en que una multitudinaria marcha modificó la agenda del gobierno santafesino y la Intendencia, estos estamentos del Estado hicieron su balance de lo actuado, en medio de la emergencia en seguridad decretada por el Concejo Municipal en septiembre pasado y extendida en marzo por 180 días.

Según consignaron fuentes del Ministerio de Seguridad santafesino, muchos de los dispositivos ya habían comenzado previo a agosto de 2016.

Se compraron además 568 camionetas y 104 motos, por 300 millones de pesos de inversión provincial.

Las fuentes oficiales consultadas remarcaron que hubo compra en equipamiento (chalecos, cascos y armamento) y la constitución de un comando unificado para coordinar las acciones entre las fuerzas de seguridad provinciales y las diferentes del orden nacional que tienen sus destacamentos instalados en Rosario.

Además de llevar adelante acciones entre distintos ministerios para lograr un abordaje interdisciplinario de la inseguridad, se trasladaron los detenidos desde las comisarías a unidades penitenciarias.

Según se destacó oficialmente, se avanzó con el gobierno nacional en la utilización de pulseras electrónicas para el control del cumplimiento de las prisiones domiciliarias y para el chequeo del respeto de los límites perimetrales en los casos de violencia de género.

En materia tecnológica, se inauguró la Central Operativa OJO para la recepción y análisis de datos criminales. Según datos oficiales, desde la masiva marcha exigiendo mayor seguridad en Rosario, se incorporaron 413 nuevos efectivos a la Unidad Regional II y unos 6 mil policías rosarinos recibieron una capacitación especial.

Inversión municipal

Por su parte, desde que se decretó la emergencia en seguridad en septiembre de 2016, la Municipalidad de Rosario consignó que invirtió un total de 177 millones de pesos, que fueron destinados directamente a mejorar la iluminación y las condiciones de los barrios, instalar alarmas comunitarias y cámaras de videovigilancia.

Además, en este lapso de tiempo se inauguró el Centro Unico de Atención a la Víctima y se incorporaron 3.500 jóvenes al programa Nueva Oportunidad.

En conjunto con las distintas fuerzas provinciales, se logró detener a 73 personas con pedido de captura. Además, se llevaron a cabo más de 1.200 operativos, en los cuales se remitieron 14.124 vehículos al corralón por distintas faltas.

Se recambiaron más de 12 mil luminarias, de las cuales 1.500 se reemplazaron por tecnología LED, con 62 millones de pesos de inversión. Además, está previsto que para fin de año se lleguen a colocar 5 mil luminarias. Se instalaron además 69 paneles de alarmas comunitarias.

En cuanto a cámaras de videovigilancia, la información oficial destacó que se incorporaron 96 equipos y la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana sumó 64 vehículos, que fueron afectados a tareas operativas.

Comentarios