La ciudad
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Las mujeres chocan menos y se portan mejor al conducir en las calles de la ciudad

Protagonizan sólo 2 de cada 10 accidentes, son minoría en los casos positivos de alcoholemia y no tuvieron sanciones por narcolemia

El reclamo de un grupo de mujeres para que las empresas de colectivos urbanos contraten choferes femeninas, tal como indica una ordenanza, volvió a desatar una especie de guerra de los sexos al volante. Entre los comentarios de la edición on line de La Capital se leyeron estos: "No pueden manejar un triciclo y van a manejar un colectivo", "No seria un riesgo solo para los pasajeros, sino para los peatones" o peor "esto pasa por la llegada de las mujeres a los cargos públicos". Sin embargo, algunas estadísticas apuntan en sentido contrario: de cada diez accidentes de tránsito que se desatan en Rosario, apenas dos están protagonizados por mujeres; en los operativos de alcoholemia realizados por el municipio, es menor el porcentaje de conductoras que superan el límite permitido de alcohol en sangre. Y no hubo casos de conductoras positivas en los tests de narcolemia.

Sin embargo, el municipio informó que los hombres rinden mejor el examen de conducir que las mujeres.

Los datos oficiales contrastan el mito popular del mal desempeño de las mujeres al volante. Y según organizaciones relacionadas con la seguridad vial, entre las mujeres es más frecuente el uso de cinturón de seguridad y el respeto de semáforos o velocidades máximas.

¿Por qué las mujeres siguen ostentando tan mala prensa?. "Es una cuestión de machismo", afirma Susana Danelón, psicóloga especialista en tránsito y miembro de Circular, ONG integrante de comité consultivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Para la profesional, existe una clara diferencia en cómo los varones y las mujeres se comportan en el tránsito. "La mujer, generalmente, es menos agresiva y está mejor formada para circular, porque son mayoría en la escuelas de conductores o buscan reafirmar sus conocimientos antes de salir a conducir. El hombre es más agresivo, suele arremeter con el vehículo y muchas veces conduce sin estar suficientemente capacitado", señala.

Esto tiene sus consecuencias. "Aquí y en cualquier lugar del mundo la mayoría de los accidentes son protagonizados por hombres", afirma Danelón, en sintonía con relevamientos privados (ver aparte).

De acuerdo a datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, desde agosto del 2015 se entregaron en Rosario 181.867 licencias de conducir. A este número hay que sumarle los carnés tramitados con anterioridad a esta fecha que aún están vigentes.

Los varones siguen siendo mayoría en la calle: según estimaciones del área, ellos ostentan el 70 por ciento de los carnés, contra el 30 por ciento de las mujeres.

En números

Sin embargo, la participación de ellas en accidentes de tránsito sin heridos es menor. De las denuncias por accidentes de tránsito recibidas en el Sideat entre el 1º de enero y el 31 de julio de este año, el 79 por ciento de los conductores fueron de sexo masculino y el 21 por ciento, femenino.

Un informe de la Secretaría de Control del municipio sobre los resultados de los controles de alcoholemia también deja a las mujeres en mejor posición. Entre enero y agosto de este año, se realizaron unas 25 mil pruebas de consumo de alcohol entre conductores de motos, automóviles y vehículos del transporte público.

A estos tests, que se realizan mayoritariamente en horario nocturno, se sometieron 23.388 varones y 2.287 mujeres. Entre las mujeres, el porcentaje de positivos fue de 5,10; para los varones, 5,25 por ciento. Pero además, los niveles de alcohol hallados fueron superiores entre los varones.

Y de los 231 controles de narcolemia, realizados entre enero y julio de este año, no hubo casos de mujeres con resultados positivos. Las pruebas se realizan sólo cuando los inspectores sospechan del consumo de alguna droga. El 45 por ciento de las pruebas resultaron afirmativas en el primer semestre de este año.

Comentarios