La ciudad
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Las falsas amenazas de bomba no dan tregua y en el año ya hubo 130

En Diputados avanzan los proyectos que buscan sancionar leyes más duras para los "bromistas". Ayer hubo que evacuar cinco escuelas de Rosario.

Mientras en la Cámara de Diputados provincial se intenta avanzar con leyes más duras para penar a quienes realicen falsas amenazas de bomba en colegios, agosto cerró ayer con un récord histórico de estos episodios: fueron 65, que movilizaron toda una infraestructura de la Brigada de Explosivos de la Unidad Regional II, policías, agentes municipales y generaron las consiguientes evacuaciones de los edificios escolares con cortes de calles incluidos. Este pico triplicó el registro de agosto de 2016, donde hubo 20 llamadas apócrifas. Pero hay más. El miércoles pasado fue el día con mayor cantidad de episodios jamás registrado; fueron 10 y ayer hubo al menos 5. Así, durante este periodo escolar ya hubo 130 amenazas de bomba que se denunciaron en el 911.    La Cámara de Diputados, en tanto, dio media sanción a un proyecto que plantea suspender el servicio telefónico a quienes llamen para hacer chistes o denuncias falsas; al tiempo que también procura sancionarlos con una pena pecuniaria y privativa de la libertad, como el arresto, según los casos.
   Recursos humanos, equipamiento, vehículos, esfuerzo, tensión y espera. Todo en vano. Una y otra vez. En las escuelas están en pleno periodo de exámenes y el ardid de advertir al 911 que hay una bomba se usa para evitar los compromisos educativos.
   De acuerdo a cifras oficiales, el teléfono de emergencias recibe un promedio de entre 4.500 y 5.000 llamadas por día. Y sólo un 30 por ciento son emergencias (delitos, conductas sospechosas, situaciones de violencia familiar, incendios, emergencias médicas y emergencias civiles).
   Lo curioso es que el 70 por ciento restante son consultas urbanas, reclamos por transporte público, bromas y amenazas de bomba mayoritariamente en escuelas y colegios. Son un promedio de 3.800 llamadas falsas en un mes.
   Entre las escuelas que se repiten en el protocolo de seguridad que se activa cuando se recepcionan los llamados se cuentan la Escuela de Danzas (Viamonte 1993), Escuela Técnica 467 (Lagos al 700), Escuela General Las Heras (Falucho 238 bis), Colegio Urquiza (Oroño 690), Nacional Nº2 (Entre Ríos 145) y la Escuela Magnasco (Lagos 1502). También sucede esto en la Escuela de Enseñanza Media 9.110 y primaria 1.105.
   En el tope del ranking de colegios que más amenazas de bomba recibieron figura el Instituto Politécnico y la ex Técnica 5 de Ovidio Lagos al 700, hoy Técnica 467. Luego le siguen diversas instituciones. Si se analizan las denuncias apócrifas por seccionales policiales se desprenden varios datos. La comisaría 1ª tiene 24 casos, la 2ª 23 y le sigue la 3ª con 22 casos. Luego 7 casos en la seccional 6ª y otros seis episodios en la 7ª.
El pico
Una vocera de la Brigada de Explosivos que prefirió el bajo perfil como estrategia para ver si descienden los llamados por amenazas falsas, no pudo evitar mencionar un indicador. "El miércoles fue el pico histórico en un día, con 10 llamados y todo lo que eso representa; como personal que está agotado, el cansancio lógico de los funcionarios y la evacuación de los alumnos de cada edificio educativo. Los que llaman no se dan cuenta el riesgo al que someten al resto de los chicos que están horas en la calle hasta que se completa el protocolo", dijo una fuente consultada.
   Pero la "moda" parece haberse impuesto. Ayer, sin ir más lejos ya se habían contabilizado en horas de la tarde otros 5 llamados falsos. El tema viene generando preocupación en las esferas del gobierno provincial. Y quien tuvo a su cargo como fiscal estas denuncias (el ex integrante del Ministerio Público de la Acusación Fernando Rodrigo) fue reemplazado por el fiscal Gustavo Ponce Asahad.
   El 911 funciona las 24 horas, los 365 días del año, en las centrales de Rosario y Santa Fe. Hay 12 telefonistas y 8 despachantes por turno y en el servicio trabajan suboficiales técnicos administrativos.


El Concejo también se involucra en el tema

En medio de este escenario complejo y creciente de amenazas falsas de bombas en colegios, los concejales radicales Sebastián Chale y María Eugenia Schmuck insistieron con el tratamiento urgente de su proyecto para aplicar sanciones a quienes hagan llamadas falsas al servicio de emergencias 911.

"Un alto porcentaje de las 4.500 llamadas que recibe diariamente el 911 no constituyen emergencia, y muchas de ellas, son falsas denuncias. Estas interfieren con el trabajo de las fuerzas de seguridad, destinando recursos humanos y técnicos que deberían estar en otro lado. Por eso proponemos medidas concretas que promuevan el uso responsable del sistema, para que se priorice de una forma más eficiente la atención de emergencias en cuestiones de seguridad", afirmó Chale.

Sin carné

El proyecto procura aplicar medidas punitorias dentro del ámbito de acción municipal; que serán la no renovación del carné de conducir, no renovación de permisos habilitantes y altas y bajas de comercios; y otros trámites administrativos de órbita municipal. Esto será factible a partir de un entrecruzamiento de datos entre provincia y municipio, que recibirá información de los infractores.

Cabe recordar que todos los llamados se identifican (sean fijos o móviles) y el número de quien se comunica queda anotado en los registros de la central de emergencias.

"En 2016, 2 policías resultaron heridos al chocar su patrullero cuando acudían a un caso de emergencia, tras un llamado que resultó ser una broma. Por eso, ante esta tendencia creciente y peligrosa que atenta contra la seguridad de la población, creemos que hay que generar conciencia en los riesgos que estas bromas generan en toda la ciudadanía", consideró Schmuck.

Comentarios