Descanso dominical
Lunes 05 de Junio de 2017

Las empresas Coto y Carrefour violaron la ley de descanso dominical

Ignoraron una resolución de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y abrieron al público pese a no estar autorizadas para hacerlo

Las cadenas de supermercados Coto y Carrefour hicieron caso omiso a una resolución de la Corte Suprema de Santa Fe y ayer abrieron al público. En diciembre pasado, estas firmas habían sido beneficiadas por un fallo de Cámara que declaraba inconstitucional la ley de descanso dominical y les permitía no acatarla, pero hace unos días el máximo tribunal de la provincia hizo lugar a un recurso de queja que dejó en suspenso esa resolución. Ayer el Ministerio de Trabajo de la provincia realizó constataciones en distintas sucursales de las dos cadenas y labró actas porque encontró los supermercados abiertos.

"Dejo constancia en este acto que el supermercado se encuentra abierto en el día de la fecha, con personal trabajando". La cita pertenece al acta que el Ministerio de Trabajo provincial rubricó ayer a las 10.10 en la sucursal que la cadena Coto posee en Urquiza 1644. Esta situación se repitió en otros locales que explota esta firma y su par francesa, Carrefour.

Estas dos empresas —y también la firma Cencosud, dueña de Jumbo— eran las únicas autorizadas para abrir los domingos a pesar de que la ley provincial Nº 13.441, que entró en vigencia en julio de 2016, dice lo contrario. Según esta normativa, todos los supermercados que superen los 1.200 metros cuadrados deben permanecer cerrados ese día de la semana, además de algunos feriados nacionales.

El pedido de Coto y Carrefour para abrir los domingos en contra de la legislación recibió primero un revés judicial: el Juzgado Civil y Comercial Nº 2, rechazó su pedido. Pero tras la apelación, el 22 de diciembre la Sala III de la Cámara declaró inconstitucional la ley y la ordenanza que la reglamenta en Rosario. Además, hizo lugar a los amparos presentados por esas cadenas de supermercados y las autorizó a abrir los domingos.

En ese contexto, la provincia, el municipio y la Asociación Empleados de Comercio presentaron un recurso de inconstitucionalidad ante la misma Cámara, que fue rechazado; y luego un recurso de queja que la Corte Suprema provincial admitió el martes pasado.

La admisión del recurso implicó que durante el tiempo que el máximo tribunal requiera para analizar la cuestión de fondo —esto es, la constitucionalidad o no de la ley— todos los actores involucrados deben acatar la normativa. Por eso, este fin de semana, Coto y Carrefour estaban imposibilitados para abrir.

Las inspecciones que realizó la cartera laboral dejaron en claro que no cumplieron con lo que ordenó la Corte. Esta situación no es nueva: en julio de 2016, cuando la ley entraba en vigencia, las firmas también se opusieron a acatarla, abrieron y debieron hacer frente a multas.

Comentarios