La ciudad
Jueves 25 de Mayo de 2017

Las comisarías ya casi no alojan presos tras un masivo traslado

De casi dos mil detenidos que había en seccionales rosarinas hace dos años, ahora quedan menos de 50. Esto permite sumar 300 policías a la calle

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe completó ayer el traslado de casi la totalidad de los detenidos que había en comisarías en el Gran Rosario, que fueron reubicados en la cárcel de Piñero. "Hace dos años teníamos casi dos mil presos en comisarías. Se hicieron las obras y logramos, progresivamente, alojarlos en el servicio penitenciario y ahora quedan menos de 50", destacó el titular de la cartera, Maximiliano Pullaro. El funcionario remarcó que esto permitirá "sumar unos 40 móviles y casi 300 agentes policiales a los patrullajes cotidianos que se hacen en la ciudad de Rosario".

Pullaro supervisó personalmente el operativo de ayer que le dio cierre a la reubicación de detenidos en comisarías del área metropolitana. La movida había arrancado el lunes y demandó una intensa tarea de coordinación entre la Policía y el Servicio Penitenciario.

El lunes se había comenzado con las alcaidías, desde donde se retiraron unas 134 personas privadas de la libertad: 65 de la Unidad Regional (UR) XVII de San Lorenzo, 10 de la UR 3 de Las Rosas, 13 de la UR X de Cañada de Gómez, 26 de la UR de Casilda y 20 de la UR VI de Villa Constitución.

Ayer fue el turno de las comisarías de Rosario. Desde muy temprano los grupos de elite de la Policía y del Servicio Penitenciario organizaron la evacuación para concentrar a los detenidos en la comisaría 15º, desde donde pasado el mediodía se los subió a los móviles del SP rumbo a su nuevo destino en la Unidad Penitenciaria de Piñero.

"Cuando en 2008 arrancó la gestión del Frente Progresista en Santa Fe teníamos 2.500 detenidos en comisarías y unos 2.300 en cárceles del Servicio Penitenciario. Tras años de trabajo y obras logramos revertir esta tendencia y somos la única provincia del país que cada 25 detenidos, 24 están alojados en cárceles", dijo Pullaro a LaCapital.

Según el ministro de Seguridad, en Rosario "hace unos dos años había en las comisarías de la ciudad unos 2.000 detenidos. Con los 140 que trasladamos esta semana a Piñero sólo quedan menos de 50, que son detenciones que se van dando en el día a día".

Para Pullaro, "se ha dado un gran paso que es positivo por donde se lo mire. Por un lado sacamos a los detenidos de comisarías que no están preparadas para alojarlos, logramos que haya más agentes policiales en operativos en las calle, y reubicamos a las personas privadas de su libertad en unidades penitenciarias donde pueden estudiar, recibir visitas y tener reglas claras".

En ese sentido, el funcionario provincial ponderó las obras penitenciarias que llevó adelante la gobernación en los últimos años. "Sobre finales del año pasado se inauguró un modulo en Las Flores y dos módulos en Piñero. Allí se trasladaron alrededor de 400 presos de Rosario y alrededor de 200 presos de Santa Fe al SP, dejando prácticamente las comisarías en cero", precisó.

Pullaro remarcó que la decisión política de la Casa Gris "es que la policía esté en la calle, y que los presos estén en el Servicio Penitenciario. Lo que se gana es capacidad operativa, más policías para sacarlos a la calle".

Al respecto, calculó que sólo en Rosario se sumarán unos 40 móviles, repartidos en tres turnos. "Son casi 300 agentes policiales que dejan de cumplir tareas burocráticas en comisarías y se suman a los patrullajes en los distintos barrios de la ciudad", indicó.

"A estos policías —continuó— les sacamos una responsabilidad muy importante que no es para la que están formados, ellos deben prevenir el delito, reprimir y disuadir, no cuidar presos".

Pullaro anunció que con los traslados a la Unidad Penitenciaria Nº 11, la cárcel de Piñero pasó a convertirse "en la más grande de la provincia con casi 1.400 alojados, superando a Coronda".

Y comentó que está previsto sumar plazas de alojamiento penitenciario en las ciudades de Rafaela, Melincué y Reconquista, en el norte de Santa Fe.

vigilados. Un fuerte operativo de seguridad se montó en la comisaría 15º para efectuar los traslados de presos.

Comentarios