La ciudad
Jueves 05 de Enero de 2017

La tormenta se ensañó con numerosas localidades santafesinas

Las zonas más afectadas son los departamentos Castellanos y San Martín, pero lo sufrió toda la provincia. En Sastre hubo un electrocutado

Las intensas lluvias que cayeron durante los últimos días se ensañaron con el territorio santafesino, donde numerosas localidades se vieron anegadas, en algunos lugares cayó granizo que destrozó sembradíos, varias rutas debieron reducir la circulación y la Empresa Provincial de la Energía debió diseñar un plan de contingencia. Aunque las cifras son cambiantes, ayer se hablaba de más de 500 evacuados, sin contar las personas que dejaron sus hogares por voluntad propia, y de aquellas que, con el agua en sus casas, seguía dando batalla. Un joven de Ceres falleció por electrocución al manipular un bombeador en medio del agua, y tres personas murieron en accidentes de tránsito, aunque no está determinado si estuvo directamente relacionado con la tormenta.

Ante esto, el gobierno de la provincia decidió prorrogar por 180 días más la emergencia agropecuaria en los territorios afectado por las tormentas.

Si bien las lluvias cayeron sobre toda la provincia, siguió siendo la zona de Rafaela la más afectada. "Afortunadamente no debemos lamentar víctimas. Continuamos trabajando sin descanso y pedimos paciencia porque son muchas las familias damnificadas con distinto nivel de gravedad", dijo ayer el intendente Luis Castellano, luego de que una segunda tormenta afectara a la ciudad durante la madrugada del miércoles.

El primer meteoro arremetió sobre la planta urbana de la Perla del Oeste durante la mañana del domingo último con vientos que llegaron a los 108 kilómetros por hora, y cuando promediaban los trabajos de recuperación, otra tormenta, en este caso con ráfagas de 80 kilómetros, agravó la situación con más árboles, cables, toldos y carteles caídos.

Muchas de las calles de la ciudad se tornaron nuevamente desoladoras, con gran cantidad de agua, árboles, ramas y la desazón de los vecinos, que coincidían en preguntar por qué razón la naturaleza se ensañó con ellos. Pero en realidad el temporal de ayer afectó a gran parte del centro y sur de Santa Fe, principalmente a los departamentos Castellanos, Rosario y Constitución, ocasionando que el número de evacuados en toda la provincia se estime en 500, aunque no hubo cifras oficiales.

Amanecidos, con el cansancio grabado en el rostro, pero con la voluntad de salir de la crisis, funcionarios de los tres niveles del Estado participaron de las reuniones de la Junta Municipal de Protección Civil que se realizaron durante la jornada de ayer para coordinar las tareas de asistencia a los vecinos y la limpieza de la planta urbana de Rafaela.

Provisiones

Desde el inicio de la tormenta, alrededor de las 2.30, los equipos de trabajo comenzaron a auxiliar en los sectores más críticos. A las 8 se realizó una primera reunión para relevar el estado de situación y programar acciones. A las 12.30 se convocó a un segundo encuentro para evaluar lo realizado y determinar los siguientes pasos y al atardecer una última sesión reunió al intendente, al secretario de Protección Civil provincial, Marcos Escajadillo, y al coordinador de Gobierno, Luciano Caturelli, entre otros funcionarios.

"Sobrevolamos los departamentos Castellanos y San Martín, que están muy afectados, y ahora verificaremos la llegada de las provisiones de ayuda con colchones, chapas, tirantes y frazadas", dijo el funcionario, y destacó "la labor de los bomberos voluntarios y zapadores, y la solidaridad de la población para colaborar con quienes más sufrieron los embates del temporal".

"Los canales funcionan bien, pero el agua que cayó en los campos aun no llegó a la ciudad, por lo que tenemos que monitorear constantemente", lamentó el intendente, y confirmó que convocó al Concejo a sesión extraordinaria para agilizar las compras que ocasiona la emergencia. Mientras tanto, diversas entidades organizaron la recepción de donaciones para ayudar a los inundados. Las mismas se reciben en el Rotary Rafaela Delegación Oeste, y principalmente se pide ropa, calzado, agua mineral, lavandina y leche.

Mientras desde la estación meteorológica local anunciaban que el pronóstico indicaba lluvia hasta las 14 de hoy, funcionarios provinciales llegaron con asistencia para evacuados y organizaron una reunión evaluativa en el Centro de Monitoreo.

El temporal dejó graves consecuencias en la estación transformadora de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). La región sufrió un apagón durante la madrugada como consecuencia de la caída de una torre de comunicaciones de más de 50 metros, sobre los dos transformadores de la estación Oeste de Rafaela, dejando sin servicio a las líneas de Santo Tomé, María Juana y San Jorge.

Durante la jornada de ayer la empresa de energía restableció el servicio y comenzó a trabajar en Rafaela con cinco cuadrillas que priorizaron la provisión al centro de evacuados, al hospital y al parque industrial. De 200 reclamos, al atardecer habían restaurado el servicio a 50 usuarios.

En este contexto, la EPE "implementó su plan de contingencias para atender la diversidad de tareas que suponen las consecuencias del fenómeno climático: recursos humanos, equipamiento, generadores, movilidades, materiales y servicios a disposición de este operativo", precisaron (ver página 9)

Continúan las lluvias

Luego de la jornada agobiante del martes, el nuevo temporal que afectó a Rafaela azotó a una amplia región con intensas lluvias durante la madrugada, que incluyó granizo, y se extendió hasta las primeras horas de la mañana del miércoles.

En Clucellas, un vecino que sólo se identificó como Cristián, contó que "esta tormenta nos golpeó muy fuerte. Es un desastre. Se vino con todo. Tenía mi auto en un galpón parabólico que colapsó por el viento. Estoy desesperado porque era mi herramienta de laburo y no sé cómo voy a salir adelante".

"Esto no para, el agua viene de los pueblos vecinos, estamos sin luz y cuento esto con lágrimas en los ojos porque nos toca muy de cerca", se emocionó. Cristián es un sanjorgense que hace dos años se afincó en Clucellas, pertenecía a la brigada de rescate de bomberos voluntarios de San Jorge y trabajaba de remisero, pero su auto quedó ahora debajo del galpón destruido por el viento. A pesar de las pérdidas que sufrió ayer, se sumó para ayudar y colaborar con la Comuna de Clucellas.

Otros afectados

El Ministro de Desarrollo Social de Santa Fe, Jorge dijo "que en toda la provincia suman aproximadamente 500 las personas evacuados y autoevacuados de sus hogares. Lo grave de todos estos fenómenos es el día después. Ahora los asistimos con alimentos, remedios, frazadas y pañales", indicó el funcionario quien adelantó que el comité de Emergencias "evaluará hoy el pedido de ayuda económica al gobierno nacional".

Según un relevamiento realizado, resultaron seriamente afectadas por las intensas lluvias, además de Rafaela, en el departamento Castellanos, la localidad de Ramona, que tiene el 80 por ciento de la planta urbana afectada por agua que ingresa desde Córdoba y Santa Clara de Saguier, con viviendas y calles anegadas, sin servicio eléctrico y con ramas y cables caídos.

En Grutly, departamento Las Colonias, una población de poco más de 900 habitantes, había 40 viviendas con agua en su interior. En tanto que en las localidades ubicadas sobre la ruta provincial 18, Villa Amelia, Coronel Domínguez, Acebal, Arroyo Seco, Pueblo Esther, Empalme Villa Constitución y los parajes La Vanguardia y Uranga, ubicados en los departamentos Rosario y Constitución también resultaron afectadas. Acebal tiene 10 evacuados. En Villa Amelia y Coronel Arnold intentaban reponerse del temporal. Y entre Casilda y Fuentes cayeron dos torres de alta tensión, lo que provocó el corte del suministro eléctrico durante la madrugada.

El caso de Arroyo Seco fue especial, ya que decenas de personas debieron ser evacuadas y varias familias debieron recibir asistencia. Esto fue tras la tormenta que arrancó cerca de las 23 del martes, y que se extendió durante la madrugada de ayer, cuando más personas se vieron presa del agua y de sus consecuencias y fue entonces que también debieron dejar sus hogares.

Los evacuados fueron alojados en el Salón Dorado de Asac, en Lisandro de la Torre 151, donde además se están recibiendo donaciones de ropa, calzado, alimentos no perecederos, colchones y ropa de cama y artículos de limpieza y de higiene personal.

En el sur provincial, el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, realizó una recorrida por del departamento General López. "Estamos recorriendo las zonas afectadas por el temporal, trabajando conjuntamente con los municipios y comunas para encontrar soluciones de manera conjunta", expresó el ministro.

En Sancti Spiritu firmó un convenio para la construcción de un muro de contención ante posibles desbordes de la laguna. Para ello la provincia invertirá 340 mil pesos, con un plazo de obra de 90 días. En Diego de Alvear se realizó un relevamiento y se analizaron trabajos realizados en conjunto con Nación y las provincias a las que pertenece la laguna La Picasa. En María Teresa se acordó la realización de trabajos de mejora en el aliviador que cruza la localidad y obras complementarias. En Teodelina se verificaron los daños producidos por las lluvias y el corte de la ruta 94 para extraer el agua del área urbana. Allí la provincia colocará un puente para que funcione como alcantarilla. En Santa Isabel se evaluaron obras a realizar, como aliviadores y cruces de rutas con alcantarillas de mayor sección, y en Elortondo se realizó el relevamiento de las cuencas y daños a la localidad.

Accidentes fatales

Durante los primeros minutos de ayer un joven de 23 años identificado como Norberto Andrián falleció electrocutado en Sastre, luego de tomar contacto con un bombeador mientras llovía intensamente sobre la ciudad.

A las 8, Claudio Paglia, oriundo de Ceres, murió al protagonizar un accidente de tránsito en ruta 39, jurisdicción de Arrufó, cuando perdió el control de su camioneta Toyota Hilux y se despistó. A las 15, en el kilómetro 56 de la Ruta 70, un joven de 24 años perdió la vida luego de participar de un choque múltiple con su camioneta Nissan que impactó con dos camiones y un Peugeot 206.

En el kilómetro 88 de la autovía 19 se produjeron despistes de vehículos que derraparon por el exceso de agua sobre la calzada.


Comentarios