La ciudad
Martes 02 de Mayo de 2017

La tasa de mortalidad infantil en Santa Fe, la más baja de su historia

Con un índice de 7,5 niños menores de un año por cada mil nacidos vivos en 2016, la provincia continúa destacándose a nivel nacional.

La provincia de Santa Fe exhibe el índice de mortalidad infantil más bajo desde que se toma este tipo de registros. Durante 2016, esta tasa descendió a 7,5 niños menores de un año por cada mil nacidos vivos, y el rango abarca a las madres con domicilio en territorio santafesino. La marca establece una curva de mejoría que se afirma año a año, y ratifica señales auspiciosas dentro de la salud de la provincia.

El último número superó el del año 2015, que con 8 niños cada mil nacidos vivos ya había sido catalogado como promisorio y se posicionaba como una de las estadísticas más bajas de todo el país. En tanto, la tasa del presente año todavía no fue publicada, pero todo indica que la provincia de Santa Fe continuaría figurando dentro del segmento de referencias positivas en el rubro.

En ese sentido, vale precisar que en ese período, según el ministerio de Salud de la Nación, los distritos de mejor desempeño fueron la Ciudad de Buenos Aires (6,4), Chubut (6,9) y Tierra del Fuego (7,6). Mientras que, en contrapartida, las peores cifras fueron de las provincias de Corrientes (14,5), Formosa (12,6) y Tucumán (12,4).

Poniendo el foco de análisis dentro de la provincia de Santa Fe, la tasa de mortalidad infantil expone un palpable descenso en los últimos años. En 2011 fue de 10,5. Mientras que durante 2012 fallecieron 529 niños, con una tasa de 9,91. Por su parte, en 2013 cayó hasta 9,5. En 2015 el número se ubicó en 8. Y en 2016 se logró reducir a 7,5.

En otro orden, la tasa de mortalidad materna (TMM) en Santa Fe tuvo mínimas alteraciones en relación al año anterior, y se estableció también por debajo de la media nacional, con 2 por cada 10 mil nacidos vivos.

En este aspecto, la provincia santafesina también integra el podio de estadísticas favorables junto a Santa Cruz (1,6), y La Pampa y la Ciudad de Buenos Aires (1,9).

Regionalización perinatal

Las autoridades del gobierno santafesino relacionan esta caída histórica de la tasa de mortalidad infantil a la implementación de la política de «regionalización perinatal», que fue reconocida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Esta disminución es fruto de políticas activas en términos de salud pública, de educación, de inclusión social, de abordaje de la problemática de los jóvenes en situación de vulnerabilidad, de la inversión en los barrios más postergados en las grandes ciudades a través del Plan Abre", remarcó el gobernador Miguel Lifschitz.

Por su parte, el ministro de Salud provincial, Miguel González, destacó que "esto representa un gran logro para la gestión, pero al mismo tiempo significa un nuevo desafío. Es el resultado de una firme decisión política, con nueve años de sostenimiento y profundización, que se traduce en acciones conjuntas entre trabajadores y autoridades sanitarias, con un gran compromiso de quienes intervienen en el proceso".

"Los efectores de los distintos niveles de atención y sus áreas de neonatología cumplen un rol fundamental en esta estrategia. En ese marco, la tarea de la subsecretaría de Emergencia y Traslados es clave en el tránsito de las pacientes entre los distintos niveles de atención", subrayó especialmente González.

En el mismo sentido se manifestó el titular de la dirección provincial por la Salud de la Niñez, Adolescencia, y Salud Reproductiva, Alberto Simioni. "A inicios de 2016, nuestros datos indicaban que los partos en la provincia de Santa Fe, son en el 98,8 por ciento institucionalizados, y que sólo un 0,18 por ciento fue en domicilio o en otra institución no sanitaria. Este es un claro indicador de que se fue mejorando progresivamente, y que nos ubica entre los mejores lugares del mundo. Pronto tendremos los nuevos análisis de atención y esperamos haber avanzado en este sentido también", expresó Simioni.

"En Argentina, a diferencias de otros países, hacer un diagnóstico prenatal determina la complejidad del parto y, como consecuencia directa, el lugar de atención. Esto significa que cada madre tiene a su niño en el lugar que mejor preparado está para la complejidad de su parto", enfatizó el funcionario.

Para concluir, el ministro González resaltó que "Rosario tiene un significativo avance en el fortalecimiento de la red de maternidades seguras. Allí, es fundamental la articulación de cada nivel de atención y el trabajo conjunto entre dependencias provinciales y municipales, que se acoplaron a los efectores de gestión privada en una actitud muy responsable".

Comentarios