La ciudad
Domingo 03 de Septiembre de 2017

La provincia otorgó 124 becas educativas al colectivo trans

Es una herramienta que permite a integrantes de la comunidad LGBTI el acceso a derechos, estímulos y capacitación para la inserción social.

A través del Ministerio de Educación y la Subsecretaria de Políticas de Diversidad Sexual, 124 personas trans de la provincia de Santa fe, accedieron a las becas educativas que desde este año otorga el gobierno a través de un inédito programa de inclusión. Con políticas y un protocolo de identidad de género inédito a nivel nacional, las personas trans vuelven a estudiar.

Así pasó con Emilse Gorosito. A los 14 años decidió vestirse de mujer y nunca más volvió a ser alguien que no era. Fue difícil en esos momentos llevar adelante esa decisión en una localidad como Gálvez, donde todavía no se hablaba de diversidad sexual, y ella ya se sentía mujer.

"La decisión fue difícil para mí, para mis viejos, y para el pueblo ni te digo. Ir a la escuela vestida de mujer fue tan fuerte que nadie se la bancó, el bullying o acoso escolar del que hablamos ahora, en ese momento fue muy intenso y tuve que dejar la escuela", recuerda.

A pesar de ese primer momento, no bajó los brazos y buscó seguir estudiando: "Unos años después me anoté en un Escuela de Enseñanza Media Para Adultos (EEMPA) pero se negaron a anotarme con mi identidad, ya que para ellos yo todavía era varón", contó.

Con el protocolo de identidad de género que implementó la provincia en 2013, que establece los procedimientos de reconocimiento del derecho a la identidad del colectivo trans en los ámbitos escolares, a Emilse se le abrió la oportunidad y regresó a la escuela Mariano Moreno de Gálvez. Y no estuvo sola. Con 28 años, Emilse es una de las cuatro chicas trans que cursan en el mismo año, en la misma escuela y la misma aula.

En cambio, Ayelén Beker no transitó ningún dispositivo escolar desde que dejó la primaria en la escuela Escuela 6389, Federico de la Barra. Para ella el hostigamiento que sufrió por parte de sus compañeros y adultos fue tan fuerte que por muchos años se dio por vencida y sin ganas de volver a pasar por esos lugares que le habían hecho tanto mal.

Un día, una amiga le comentó lo de las becas y la posibilidad de volver a estudiar y con un estímulo económico. "Estoy en primer año, curso todos los días de lunes a viernes y quiero terminar la secundaria porque quiero seguir estudiando enfermería", detalla Ayelén.

"Odiaba ir a la escuela porque mi paso por ahí fue muy traumático, en cambio ahora que tengo 27 años, los directores, maestros y mis propios compañeros me apoyan y me aceptan tal cual soy", dice con voz pausada.

"Pero la que más me apoya _continuó_ incluso en los días donde llego cansada y sin ganar de ir, es mi mamá; ella es el estimulo diario que tengo", cuenta orgullosa. Actualmente Ayelén cursa sus estudios en la Escuela Primaria Nocturna José Ingenieros de Rosario.

Los casos como los de Emilse y Ayelén se repiten en la provincia. Actualmente son 124 las personas trans que actualmente cursan sus estudios primarios o secundarios en 25 localidades santafesinas, a través de becas y programas que el gobierno implementó desde este año con el Programa Integral de Inclusión para la Población Trans.

Esta herramienta permite a acceder a integrantes del colectivo LGBTI a reconocimiento de derechos, becas, estímulos, capacitación y aprendizaje.

El subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón destacó que "el programa de becas educativas es una de las políticas de las cuales estamos más orgullosos y orgullosas".

Para Paulón, "la posibilidad que más de 100 personas trans de toda la provincia hayan vuelto a las escuelas, abre la puerta para una inclusión real que empezará en la educación y se extenderá al trabajo, la vivienda, la salud y el ejercicio de todos los derechos. Estas medidas que tienden a recuperar derechos, es una decisión política que nos indica que vamos por el buen camino", sostuvo.

Comentarios