La ciudad
Lunes 30 de Enero de 2017

La problemática sobre "anomalías" creció y llegó la discusión hasta el Concejo

La polémica por las presuntas anomalías en la entrega de permisos de edificación en la ciudad estalló en abril pasado cuando la edila Fernanda Gigliani hizo púbica su denuncia en el Concejo.

La polémica por las presuntas anomalías en la entrega de permisos de edificación en la ciudad estalló en abril pasado cuando la edila Fernanda Gigliani hizo púbica su denuncia en el Concejo.

Según la concejala, las irregularidades surgieron cuando el Ejecutivo tuvo que empezar a instrumentar las modificaciones en el Código Urbano que regulan la construcción en altura del área central y el primer anillo, sancionadas en 2008, el segundo anillo de 2012 y los cordones perimetrales de 2013. Gigliani aportó un decreto del ex intendente Lifschitz (1.453/08) que estableció un plazo de 6 meses de vigencia para los permisos de edificación. Vencido ese tiempo, la autorización municipal caduca.

"Sin embargo después se emitieron circulares aclaratorias, resoluciones de menor rango que modificaron ese plazo, beneficiando a algunos y perjudicando a otros", remarcó.

Lo que ocurrió, según Gigliani es que "algunos emprendimientos inmobiliarios lograron ser construidos con la vieja norma, que no era tan restrictiva para la construcción en altura, cuando los plazos ya estaban vencidos".

"Esto generó —advirtió Gigliani— desigualdad ante la norma, inequidades, privilegios para algunos y abre las puertas para juicios contra la municipalidad por su accionar".

Comentarios