La ciudad
Sábado 24 de Diciembre de 2016

La postergación del pedido de deuda, un golpe que dejó secuelas

El oficialismo advirtió que se demorarán obras importantes, mientras que la oposición criticó duramente el método de "cambio de figuritas".

El revés legislativo que sufrió el pedido de toma de deuda en el exterior por 200 millones de dólares representó un duro traspié político para el oficialismo en el cierre del año del Concejo Municipal. La coalición gobernante lamentó la situación y advirtió que esa dilación provocará inevitablemente "demoras de obras significativas para la ciudad". Por su parte, el bloque del PRO destacó que el endeudamiento "no prosperó por la mezquindad y la impericia del socialismo", al que acusó de buscar la aprobación con una política de "cambio de figuritas" con ediles de la oposición.

   De esta manera, salieron al ruedo dialéctico y quedaron claras las posturas enfrentadas que estiraron este agitado contrapunto hasta febrero, fecha en la que se pondrá nuevamente en consideración.

   La intendenta Mónica Fein lamentó este intento infructuoso del oficialismo. "Ese endeudamiento sirve para hacer obras significativas, terminar con tantas cuadras de pavimento precario y hacer el definitivo, mejorar las líneas de trole y potenciar y capitalizar nuestro banco para fomentar la pequeña y mediana empresa", remarcó.

   "Tengo expectativas en que Rosario, como están haciendo otras ciudades como Córdoba, Río Cuarto y casi todas las provincias, pueda asumir, como lo ha hecho otras veces la propia ciudad, un endeudamiento que permita ir más rápido con las obras", aventuró.

   La intendenta comentó que de igual modo mantiene las esperanzas de que el Concejo la acompañe en las sesiones del año próximo para que "se pueda concretar este pedido de la Municipalidad".

   De acuerdo a la visión del concejal Horacio Ghirardi (Frente Progresista), con estas complicaciones "los rosarinos perdimos la oportunidad de concretar obras fundamentales para el futuro de la ciudad y sus habitantes".

   Para el edil oficialista, "se postergan obras importantes de infraestructura que le darían a Rosario un salto en su desarrollo y en su calidad de vida". Y además criticó las contradicciones del PRO y exclamó que "es muy difícil entender que según ellos el endeudamiento sea bueno para la Nación, y malo para nuestra ciudad".

Mezquindad e impericia

Por su parte, desde el bloque del PRO remarcaron que "el pedido de toma de deuda no prosperó por la mezquindad y la impericia del Partido Socialista que gobierna Rosario hace 27 años".

   Criticaron que ahora el socialismo "busca chivos expiatorios para tapar su propio fracaso, su poca capacidad de negociación, su tozudez para buscar acuerdos con otras fuerzas, como si fuera un cambio de figuritas, cuando amerita ser estudiado en profundidad y sin urgencias. Los rosarinos votaron este Concejo para demostrar su descontento con la gestión y eso los debe llevar a ser más abiertos, amplios, tolerantes y dialoguistas, cosa que su ADN les impide", apuntaron los ediles del PRO.


A la obra pública

El titular de la Uocra local, Carlos Vergara, comentó que respeta el criterio de los concejales de postergar el pedido de deuda, y le pidió a la intendenta Fein que cuando lleguen los recursos "se destinen a la obra pública, ya que significaría reactivar el empleo en el sector en un momento complicado como el que estamos atravesando".

Comentarios