La ciudad
Sábado 11 de Marzo de 2017

"La pobreza cero no es de un día para el otro, sino que es una meta"

Lo remarcó ayer el presidente en una nueva planta industrial de la zona sur de la ciudad, que fabricará maquinaria agrícola

Con trabajadores suspendidos de General Motors exigiendo por sus puestos de trabajo y a 24 horas de conocerse el fuerte aumento de la pobreza a nivel nacional, el presidente Mauricio Macri pasó por Rosario e insistió con su tono optimista. "En diferentes puntos del país hay gente que se pone en movimiento con el desarrollo del campo; el campo marca su norte y demuestra que sí se puede", dijo en la nueva planta de Arag. El mandatario habló de "generar valor agregado para exportar trabajo argentino" haciendo hincapié en que será un año de "cosecha récord". Y si bien admitió que "hay más de un tercio de los argentinos en situación de pobreza", reiteró que "pobreza cero no es de un día para otro, sino que es una meta".

La firma donde desembarcó el presidente, junto al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y los principales referentes locales de Cambiemos, se levanta en Uriburu y Circunvalación.

Se trata de una empresa que desde 1976 fabrica y comercializa partes de maquinarias agrícolas, viales y de transporte, además de agricultura de precisión, y que ayer inauguraba una nueva planta industrial.

Allí ya lo esperaban el gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, además de un nutrido grupo de trabajadores suspendidos de la automotriz General Motors, que exigían por la recuperación de sus 350 puestos de trabajo, con quienes no tuvo contacto.

Campo en alza

Antes del presidente, fue el gobernador quien destacó que era una jornada de "optimismo para la pequeña y mediana industria argentina que muestra toda la potencia, capacidad de innovación, de trabajo y desarrollo que tiene este sector".

Justamente el presidente hizo hincapié en las medidas que favorecieron al sector. "En campaña ya decíamos que íbamos a eliminar las retenciones que eran un castigo al desarrollo y al progreso, como las trabas que se inventaron al alrededor de la producción agroindustrial y que asfixiaban la capacidad emprendedora y generaban focos de corrupción", indicó.

Luego destacó que la Argentina tendrá una cosecha récord de más de 130 millones de toneladas, lo que deviene "en un aumento de la demanda del campo de nueva tecnología y equipamiento,y detrás del campo están las industrias como ésta, el transporte y los puertos".

En ese marco, Macri con tono optimista hizo hincapié en que "en diferentes puntos del país hay gente que se pone en movimiento con el desarrollo del campo; el campo marca su norte y demuestra que sí se puede"; y consideró que "el desafío es ir por más, agregarle valor, procesarlo y lograr que con nuestras capacidades logremos más espacios en los supermercados del mundo".

Pobreza y críticas

Ante las nuevas estadísticas de la Universidad Católica Argentina que mostraron un fuerte crecimiento de la pobreza y que en casi un año el país sumó 1,5 millón de personas pobres y 600 mil indigentes, el presidente reconoció las cifras. Pero insistió en que "cuando hablamos de pobreza cero, no es de un día para el otro", en alusión a unos de sus ejes discursivos de la campaña electoral. "Hablamos de una meta y no importa que no sea una cuestión presente, sino los esfuerzos que hagamos para acercarnos a ese lugar", sumó.

Macri señaló una vez más la necesidad "de diálogo y trabajo", y criticó "a los grupos que se aferran a su lugar de poder y a los beneficios que ese lugar les ha dado, y quieren interrumpir el desarrollo definitivo de la Argentina".

Y volvió sobre "los años de mentiras, promesas incumplidas y estadísticas falsas", y si bien reconoció que "no todas las provincias están viendo los frutos del camino y no todos los sectores están en la situación del campo", instó a "redoblar esfuerzo y dar cada un paso en dirección correcta" para sacar el país adelante.

optimista. El presidente, ayer, en la nueva planta que Arag inauguró en Uriburu y Circunvalación.

Comentarios