La ciudad
Lunes 30 de Enero de 2017

La oposición cuestionó el estado general del Paseo de Costa Alta

El concejal Carlos Cardozo apuntó a la falta de mantenimiento e higiene de ese sector de la ciudad. Elevó un pedido de informe

La oposición cuestionó el estado general de Costa Alta. El concejal de Cambiemos Carlos Cardozo presentó un pedido de informes donde consulta al Ejecutivo "los motivos por los que en plena temporada estival se encuentra fuera de servicio el ascensor del Paseo Costa Alta, toda vez que cientos de rosarinos utilizan ese lugar para abordar las lanchas que cruzan a la isla o concurren a realizar actividades de pesca en el muelle".

"El Paseo de Costa Alta presenta un estado preocupante de deterioro y falta de mantenimiento, deficiente higiene diaria, luces descompuestas y otros inconvenientes", cuestionó el edil Unión PRO.

La Municipalidad anunció que esta semana comenzará a inspeccionar toda la costa central de la ciudad para analizar el estado de la infraestructura tras la última crecida del río. Las supervisiones en la zona costera que abarca desde Costa Alta hasta la zona franca boliviana.

De todos modos, el concejal macrista reclamó al Ejecutivo local que "proceda de manera inmediata a la reparación del ascensor de Costa Alta, ya que entre los visitantes a ese paseo hay familias con niños, embarazadas y personas adultas mayores, a los que se les dificulta utilizar las escaleras".

"Del mismo modo, pedimos que se repare y ponga en valor el paseo en su totalidad, por que como toda área pública debe presentar un estado general que sea razonable para el disfrute de los rosarinos", enfatizó el concejal del PRO.

También denunció que los vecinos reclaman que se controle la realización de las denominadas "previas", que se desarrollan en la zona de la cabecera del Puente a Victoria, sobre todo los jueves, viernes y sábado por la noche, con música a volúmenes "intolerables" y "consumo indiscriminado de alcohol en la vía pública", detalló Cardozo.

Desde la Secretaría de Obras Públicas aseguraron que desde mediados del año pasado interviene en pequeños desprendimientos causados por la crecida del río. Las causas de los desprendimientos son concisas: el río creció de manera inusual en 2016 y la altura se mantuvo por varios meses. Y ese movimiento del agua "afloja" todo.

Raúl Rainone, director de Defensa Civil, fue específico: durante casi cinco meses el río estuvo sobre los 5,70 metros de altura. "Una crecida no normal", aseguró.

Las crecidas son comunes todos los años y pueden tener algunos efectos en la costa y zonas bajas. Lo que no es normal es que la altura llegue a tanto y la permanencia del río alto tanto tiempo genera daños estructurales. Algunos de esos daños ya aparecieron, de a poco y esparcidos en el tiempo. Días atrás, un importante pozo en la Rambla Catalunya fue noticia.

A caminar. El ascensor para subir la barranca no funciona.

Comentarios