La ciudad
Miércoles 26 de Abril de 2017

La norma actual tiene numerosas falencias

La ordenanza aún vigente presenta distintos déficit respecto a las tecnologías y modos de vida actuales. En este sentido, en los considerandos del proyecto se resalta varios de estos problemas relacionados con ruidos y vibraciones y se destaca que hoy "se utiliza tecnología de medición que es considerada totalmente obsoleta". Además, la instrumentación acústica evolucionó al punto que hoy exige el uso de medidores de nivel sonoro integradores y estadísticos.

También "contiene errores. Por ejemplo, menciona instrumentos estándar ISO que no existen". Así como el procedimiento de medición propuesto para el ruido en el interior de los domicilios afectados "es impráctico porque obedece a la carencia de instrumental de la época en que se originó el proyecto".

Otro aspecto que hace vetusta la normativa aún vigente es que "los niveles especificados para el ruido emitido por los vehículos están desactualizados, resultando inadmisibles desde el punto de vista de la ley de tránsito y seguridad vial y su decreto reglamentario vigentes en Santa Fe".

También son viejos los procedimientos de medición para ruidos de vehículos, dado que corresponde a una norma Iram (Nº 4.071) que ha sido retirada y reemplazada por la Iram-Aita 9C y la Iram-Aita 9C1 hace muchos años.

La ordenanza actual tampoco establece ninguna condición para el sonido admisible dentro de un local para usos específicos, por ejemplo dentro de una discoteca, lo que llevó a la necesidad de incorporar en otras ordenanzas y en forma imperfecta requisitos que llenen ese vacío normativo.

El problema del tránsito

En los considerandos del proyecto, además, "sólo se tiene en cuenta el ruido de las fuentes cuyo responsable puede individualizarse, por ello toma vehículos individuales o fuentes puntuales con responsable definido. De esa manera, no se tiene en cuenta el ruido del tránsito, que en la práctica tiende a ser uno de los más invasivos en una ciudad de las dimensiones y con la actividad de Rosario. Ni contiene absolutamente ningún aspecto preventivo, y es la razón por la que su aplicación fracasa en el objetivo de mejorar el ambiente y el paisaje sonoro".

Comentarios