La ciudad
Viernes 02 de Junio de 2017

La Nación analiza financiar las obras por las que Fein quería endeudarse

Se trata de la recuperación de los Bajos del Saladillo, la cortada Mangrullo, el saneamiento del brazo seco del arroyo y la construcción de 500 casas

El gobierno nacional evalúa por estas horas financiar obras de infraestructura que el municipio tenía en carpeta ejecutar y que se cayeron luego de que el Concejo no autorizó a la intendenta Mónica Fein a contraer un crédito externo por 146 millones de dólares. Según pudo conocer La Capital, la administración Macri solventaría los costos de la recuperación de los Bajos del Saladillo, la cortada Mangrullo, el saneamiento ambiental del Brazo Seco del arroyo y la construcción de 500 viviendas para disminuir la vulnerabilidad social en asentamientos irregulares. Eso sí, el municipio deberá sanear sus cuentas.

Se trata de las obras de mayor envergadura que integraban un anexo del despacho que emitió la comisión de Presupuesto del Concejo y que luego no logró pasar el filtro de la de Gobierno, donde la oposición, fundamentalmente los concejales del PRO, pidieron tiempo para seguir estudiando el proyecto.

Ese anexo formaba parte de un paquete mucho mayor compuesto de tres partes: la solicitud de aval para contraer un préstamo por 146 millones de dólares destinado a obras de infraestructura, la capitalización del Banco Municipal por 20 millones de dólares y el pedido de autorización al Concejo para pedir un adelanto de fondos coparticipables a la provincia por 800 millones de pesos.

Todo volvió a foja cero la semana pasada, cuando el mensaje no logró cosechar las voluntades necesarias para prosperar en el Concejo (19 sobre 28).

Dos días después, y mientras el oficialismo ponía en marcha un Plan B destinado a aprobar los aspectos del plan que no incluyen el crédito en moneda de extranjera, la intenta Mónica Fein decidió acudir directamente al presidente Macri, a quien le solicitó una audiencia.

En ese encuentro, que las fuentes consultadas confiaron se podría realizar la próxima semana, la jefa comunal pondrá al tanto al presidente de las obras más emblemáticas que pretendía realizar con el crédito que quedó trunco.

En análisis

El pedido de Fein encontró eco en la Casa Rosada. Esta semana, un estrecho colaborador del presidente se comunicó con la intendenta para solicitarle que le remitiera un detalle de las obras que pretendía financiar con el crédito al que finalmente no pudo acceder.

El pedido se analizó en Buenos Aires, donde trascendió que el gobierno nacional se haría cargo de las obras más importantes que figuraban en el malogrado proyecto. Se trata de la recuperación de los Bajos del Saladillo, la puesta en valor de la cortada Mangrullo y el saneamiento ambiental del brazo seco del arroyo, una obra con un presupuesto estimado en 25.500.000 dólares.

También se incluiría el desarrollo de 500 soluciones habitacionales para disminuir la vulnerabilidad social en asentamientos irregulares.

Hombres con estrecha llegada al despacho presidencial confiaron a este diario que Macri le trasmitirá esta decisión a Fein en persona, en el marco de una audiencia que le concedería la semana próxima.

No obstante, las fuentes consultadas dejaron en claro que "será clave que Rosario sanee sus cuentas. La ciudad tiene un déficit importante y es por eso que el bloque de concejales del PRO se negó a avalar la toma de un crédito externo", destacó un macrista de la primera hora.

Para peor de males, recordó que luego de que el proyecto no prosperó, el PRO fue blanco de agudas críticas por parte del socialismo. Esa embestida continuó este miércoles en el Congreso, cuando la diputada socialista Alicia Ciciliani le reprochó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, la conducta del bloque macrista en Rosario.

El duro cruce se dio en el marco del habitual informe de gestión que Peña presenta ante los legisladores. Allí, sin medias tintas, Ciciliani le reprochó que el bloque del PRO no haya apoyado el pedido de endeudamiento en Rosario.

Lo cierto es que mientras las miradas de recelo continúan y por ahora no es la confianza lo que abunda entre ambos sectores políticos, el acercamiento podría llegar la semana próxima.

"La idea es trasmitirle a la intendenta que las obras se van a realizar. Lo del crédito era muy complejo para una ciudad que está en rojo con sus finanzas y no se sabía a ciencia cierta cómo iba a devolverlo. Eso sí, las disculpas de muchos todavía las estamos esperando", sentenciaron por lo bajo y con un dejo de ironía varios dirigentes macristas de la primera hora.

Comentarios