La ciudad
Miércoles 21 de Junio de 2017

La mujer atropellada por un menor sigue peleando por su vida en el Heca

La mujer de 57 años que fue atropellada en la tarde del lunes por un menor que conducía un automóvil, sin permiso de su padre, a gran velocidad en la zona sur de la ciudad, continúa en grave estado de salud, peleando por su vida, en la terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Según las autoridades médicas, su "pronóstico es reservado" y se sigue de cerca su evolución.

La mujer de 57 años que fue atropellada en la tarde del lunes por un menor que conducía un automóvil, sin permiso de su padre, a gran velocidad en la zona sur de la ciudad, continúa en grave estado de salud, peleando por su vida, en la terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Según las autoridades médicas, su "pronóstico es reservado" y se sigue de cerca su evolución.

Esta ex agente de policía se encuentra con asistencia de respirador artificial. De acuerdo al reporte de los profesionales que tienen a su cargo su supervisión, "sufrió un hemoneumotórax (combinación simultánea de dos condiciones: neumotórax, o aire en el espacio pleural, y hemotórax o sangre en ese espacio)". Patricia Benítez, madre de tres hijos, además sufrió la "fractura en una pierna", y "ya fue intervenida quirúrgicamente", por lo que su "pronóstico sigue siendo reservado".

Vale recordar que la mujer fue embestida por un menor de 17 años, que le había sacado el auto a su padre sin autorización, en la esquina de Laprida y Láinez. Según los testigos ocasionales, el joven conducía imprudentemente, a gran velocidad, un Peugeot 306 rojo oscuro (BXP 201), y venía realizando maniobras peligrosas, circulando de norte a sur.

De acuerdo a lo que contaron los vecinos de esa cuadra, arriba del auto venían tres jóvenes, pero al momento del arribo policial, sólo quedó el menor de 17 años que conducía el coche, que terminó cruzado, estrellado contra un árbol, luego de morder el cordón izquierdo y tumbar una columna de alumbrado público. En ese trayecto demencial, atropelló a esta ex empleada policial y la dejó en "estado reservado".

El barrio quedó conmocionado por este choque, ya que la mujer tiene tres hijos y vive a dos cuadras de la esquina del terrible accidente.

En tanto, el menor, que en principio fue trasladado a la subcomisaría 20ª (avenida San Martín 6291), y cuyos tests de alcoholemia y narcolemia le dieron negativos, se retiró de la dependencia y quedó a disposición del Juzgado de Menores 3.

Comentarios