La ciudad
Miércoles 28 de Junio de 2017

La Justicia rosarina ordenó a la AFA que revea su reglamento

Una mujer presentó una medida cautelar para que autoricen a su hijo de 14 años a federarse sin la firma del padre, con quien no tiene relación.

Un juez rosarino intimó a la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) para que modifique su reglamento general para que se ajuste al texto del Código Civil y Comercial. Fue luego de hacer lugar a una medida cautelar presentada por la mamá de un adolescente de 14 años que no podía inscribirse como federado en el club donde practica futsal porque, según el estatuto de la AFA, para realizar el trámite se requiere también de la firma del papá del chico, que desde hace 9 años no mantiene relación con el menor.

   Según explicó a La Capital la abogada que representa a la madre del adolescente, Laura Modini, en agosto del año pasado presentaron ante la Justicia una medida cautelar autosatisfactiva para que el chico pueda inscribirse como federado en el club donde practica fútbol de salón. La institución deportiva pertenece a la Asociación Rosarina de Fútbol, que responde a las reglamentaciones de la AFA.

   De acuerdo con el artículo 202 del reglamento general de la AFA, "para que un jugador pueda intervenir en partido oficial será indispensable que esté debidamente inscripto en el Registro de Jugadores en favor del club cuyo equipo integre". Además, el artículo 195 inciso "h" de ese documento, dice que para formar parte del Registro, cuando se trate de menores de 18 años, "la inscripción deberá contar con la autorización paterna expresada por escrito".

   El año pasado, el adolescente quiso participar de los torneos que se realizan entre todos los clubes que forman parte de la Asociación Rosarina de Fútbol, pero por no contar con la firma del papá no le fue permitido formar parte del Registro de Jugadores.

   En la demanda presentada, la abogada sostiene que desde hace 9 años el chico no tiene contacto con su papá por decisión del progenitor. Durante este tiempo, fue su madre la que se hizo cargo de la crianza.

   Por este motivo la mamá del futbolista decidió recurrir a la Justicia. La causa cayó en manos del juez de Familia Ricardo Dutto, quien a mediados de mayo hizo lugar a la medida cautelar y fue aún más allá: además de ordenar a la Asociación Rosarina de Fútbol a que inscriba al adolescente por considerar que el chico era víctima de segregación deportiva y que por ese motivo no gozaba de igualdad en el ejercicio de sus derechos humanos básicos, intimó la la AFA para que modifique de forma urgente su reglamento general para que se adapte al texto del Código Civil y Comercial.

   De acuerdo con Modini, el motivo es que el artículo 645 del Código enumera los actos que requieren del consentimiento de ambos progenitores: contraer matrimonio; autorizarlo a ingresar a comunidades religiosas, fuerzas armadas o de seguridad; autorizarlo a salir del país; autorizarlo para estar en juicio y para administrar los bienes de los hijos. Ninguna institución —como la AFA— puede determinar otro acto para el que se requiera la doble autorización de los padres.

Comentarios