La ciudad
Viernes 19 de Mayo de 2017

La gran revolución de los principios

"Manuel Belgrano fue un revolucionario en materia de principios", señaló su chozno, Manuel Belgrano Lastra, ayer, en el Monumento.

"Manuel Belgrano fue un revolucionario en materia de principios", señaló su chozno, Manuel Belgrano Lastra, ayer, en el Monumento. Y destacó que esa visión de rescatar la educación, el comercio, el dibujo, las artes y oficios y la náutica las abrevó en Salamanca (España)", explica.

"Salamanca fue su gran fuente, el mundo, fue cuando como él mismo dijo que se le abrió la cabeza y se le llenó de ideas", cuenta y agrega la influencia de la cercanía con que vivió la Revolución Francesa. "Creo que tenía algo innato en querer aprender, conocer; hablaba inglés, francés e italiano que tenía de su padre, y estudió a Adam Smith, que no tenía traducción", repasa. Y encuentra un colofón ineludible: "Todo lo quería hacer por el bienestar del pueblo".

¿Cuáles serían esos principios para un Belgrano contemporáneo, por qué pelearía hoy? "Por los mismos, Belgrano es una persona del siglo XXI", afirma categórico. Y anota: es actual en su pensamiento económico, en sus principios como hombre de Estado, como estadista y la revolución educativa que propuso "pública, gratuita e inclusiva para la mujer; donó el premio que recibió por las batallas para cuatro escuelas".

Comentarios