La ciudad
Martes 04 de Julio de 2017

La Corte Suprema decidirá después de la feria sobre el descanso dominical

El presidente del máximo tribunal dijo que "es muy difícil establecer una fecha con precisión, pero se va a resolver con la mayor antelación posible"

La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe no se expedirá respecto de la constitucionalidad de la ley de descanso dominical hasta después de la feria judicial. Lo adelantó ayer el presidente del máximo tribunal provincial, Daniel Erbetta, antes de que el gobernador Miguel Lifschitz le hiciera entrega formal del nuevo edificio del Centro de Justicia Penal. El magistrado aseguró que "el tema está avanzado", pero la inminencia de la feria judicial, que inicia la semana entrante, obliga a postergar la resolución hasta después del receso invernal.

"La feria está encima. La situación del descanso dominical seguro se va a tener que resolver en los acuerdos posteriores", consideró Erbetta. El inicio de la feria judicial es el próximo lunes y las actividades en los Tribunales provinciales se retomarán el 24 de julio.

De acuerdo con el presidente de la Corte, el estudio del caso "está más que avanzado", aunque la resolución no va a ver la luz en los plazos esperados, esto es, en el primer semestre de 2017 como lo había manifestado en varias oportunidades. "Es muy difícil establecer una fecha con precisión, pero se va a resolver con la mayor antelación posible", agregó.

Hace unos meses, Erbetta había asegurado que la Corte se iba a expedir acerca sobre la constitucionalidad de la ley 13.441 y la ordenanza que la reglamenta a nivel local antes de la feria por la desigualdad que se había instalado con algunos grandes supermercados como Coto, Carrefour y Jumbo, que habían sido beneficiados tras la admisión de medidas cautelares que los autorizaban a abrir. Esto pese a que la normativa prohibe desde julio de 2016 que los locales de más de 1.200 metros cuadrados funcionen los domingos.

A partir de esas cautelares, desde enero todos los supermercados debían cerrar sus puertas menos esas tres firmas. Pero el 30 de mayo, el máximo tribunal hizo lugar a un recurso de queja presentado por el Ejecutivo santafesino, el municipio y la Asociación Empleados de Comercio, eliminando la desigualdad entre las distintas cadenas al obligar a todas a cumplir con la reglamentación hasta tanto la Corte se expida sobre la constitucionalidad de la normativa provincial.

Nuevo edificio

Poco después de las palabras de Erbetta a la prensa, Lifschitz hizo entrega al presidente de la Corte del nuevo edificio donde funcionará el flamante Centro de Justicia Penal. El acto se realizó en la explanada del inmueble.

Tanto Lifschitz como Erbetta definieron la puesta en funcionamiento del espacio como el corolario de un proceso que comenzó en 2006, cuando el Ejecutivo provincial estaba en manos del ex gobernador Jorge Obeid y comenzó a pensarse la reforma del Código Procesal Penal de Santa Fe. Entró en vigencia en febrero de 2014 y conllevó un cambio de paradigma respecto del sistema de enjuiciamiento penal en la provincia, que hasta la reforma era uno de los más arcaicos del país. El proceso atravesó tres gestiones socialistas y ahora se materializa en el nuevo edificio.

"Una transformación tan significativa no es un mero cambio de leyes. La reforma es mucho más abarcativa y en esa integralidad la necesidad de contar con obras de infraestructura resultaba imprescindible", sostuvo Erbetta.

Por su parte, Lifschitz remarcó que el proyecto no tiene "una padre sino muchos padres y madres".

"No es común que un Estado provincial ponga en un lugar de prioridad a la Justicia. Por eso, en Santa Fe pasó algo que nos distingue", dijo Lifschitz.

Comentarios