La ciudad
Miércoles 14 de Junio de 2017

La consulta por las enfermedades invernales subió un 120 por ciento

Es el momento del año donde se registra el pico de virosis. Las esperas se dan tanto en las guardias como con los servicios a domicilio

Aunque todavía falta una semana exacta para que se formalice el cambio astronómico de estación, las enfermedades invernales ya están en su momento pico: entre la última quincena de mayo y la primera de junio, los llamados a los servicios de emergencia subieron hasta un 120 por ciento. Cuadros febriles, virosis respiratorias (en niños, sobre todo por el virus sincicial), bronquitis y neumonías encabezan los motivos de consulta tanto en las empresas de urgencia como en las guardias. Recursos, camas e insumos para atender esa demanda hay en cantidad suficiente, aseguran en los hospitales de niños Vilela y Zona Norte, con los refuerzos previstos por la estación. Lo que sí, son inevitables las esperas: de tres a cuatro horas en los consultorios y guardias, y de hasta doce para que llegue el médico de un servicio a domicilio. Todos coinciden con el consejo de dar tiempo a la evolución de la enfermedad sin estar llamando todos los días, a menos que aparezcan síntomas nuevos, y si se puede que quien siga de cerca al paciente sea su médico de cabecera.

Ya se sabe que las consultas por enfermedades invernales afectan sobre todo a los "extremos de la vida": adultos mayores y nenes chiquitos, explica el director médico de Urgencias (ex 435-1111), Carlos Didier.

La empresa, que brinda cobertura a unos 250 mil afiliados de Rosario y su región, está atendiendo actualmente unos 1.400 llamados diarios, de los cuales 1.300 no constituyen emergencias y por lo tanto terminan sólo en una visita domiciliaria.

Ese tipo de consultas son las que en el último mes (comparando finales de mayo e inicios de junio) crecieron un 120 por ciento. Cuadros más agudos o que requieren internación también hay más, en un orden de 20 o 25 por ciento.

Su colega de Ecco, el cardiólogo Jorge Chapman, coincidió con Didier en el porcentaje de aumento que registraron las consultas en los últimos días entre los cerca de 400 mil asociados que tiene el servicio.

Síntomas

Los llamados, dijo, refieren síntomas como cuadros febriles, tos, catarros y mucosidad, básicamente debidos a virosis respiratorias de las vías superiores.

Pero tanto Didier como Chapman coincidieron en que así como es oportuno apelar al servicio de emergencia "en una primera instancia", luego es recomendable que el cuadro del paciente sea seguido por su médico de cabecera, que podrá visualizar la "evolución" de la enfermedad. Si no existe esa posibilidad, también se puede recurrir a una guardia porque si el cuadro persiste o se agrava quizás deba abordarse con análisis de laboratorio o una radiografía.

"Un cuadro viral respiratorio siempre sigue cierta evolución y difícilmente la fiebre desaparezca de un día para otro, por eso sólo hay que volver a llamar si aparecen síntomas que antes no existían, como tos, broncoespasmo o diarrea, graficó Didier, quien recordó que sólo en Urgencias trabajan 160 doctores, por lo que "difícilmente el mismo médico vea al mismo paciente y logre seguir su proceso".

En esa firma este año hay una novedad: la videoconsulta, que permite entrar a una "sala virtual" donde un médico puede ofrecer "orientación" en algunos casos. Ese tipo de consultas llegan a entre 20 y 30 al día.

Chapman aclaró que esta semana epidemiológica representa un pico. De hecho, sólo anteayer Ecco recibió dos mil consultas para atención en domicilio. "Pero aún no sabemos cuál es el techo" al que se podrá llegar, dijo, lo que genera "demoras inevitables" que en casos no urgentes pueden llegar hasta un "máximo de 12 horas" para lograr un "diagnóstico primario".

Pero también habrá esperas en las guardias de hospitales y sanatorios, que trabajan con toda su capacidad operativa.

En el Hospital de Niños Zona Norte, por ejemplo, ayer estaba ocupado el 90 por ciento de las camas distribuidas en los distintos servicios: 10 en terapia intensiva, 31 en sala general, 8 en el hospital de día y de 10 a 12 en la guardia.

El nuevo director del centro asistencial, Eduardo Casin, también dijo a La Capital que "en el último mes se duplicó la demanda generalmente por ingresos para tratamiento de patologías respiratorias": de 160/170 consultas diarias, se pasó a 340/350.

"Tenemos absolutamente todos los recursos e insumos necesarios", afirmó Casin, ya que "el 1º de junio se recibieron refuerzos de personal —médicos, enfermeros, mucamos— para atender la alta demanda tanto en guardia, como en terapia intensiva y sala general", explicó.

En el Vilela, coincidió su directora, Viviana Esquivel, para estos días se espera el pico de consulta ambulatoria porque "se transita la semana epidemiológica 24ª, coincidente con la curva máxima de cuadros de virosis respiratorias, bronquitis obstructivas recidivantes y neumonías, afortunadamente "pocas hasta ahora".

En ese hospital se da respuesta a 90 mil consultas al año, recordó, a razón de 250 a 300 diarias, mientras que en estos días se atiende en forma ambulatoria de 350 a 380 pacientes. Una variación "dentro de lo normal" que se aborda también con "refuerzos pediátricos", dijo Esquivel.

Comentarios