La ciudad
Domingo 06 de Septiembre de 2015

La Biblioteca Vigil ya es Sitio de la Memoria del Terrorismo de Estado

La institución de barrio Tablada fue intervenida y saqueada durante la última dictadura cívico-militar y luego recuperada gracias a la lucha de vecinos de la zona y socios. 

En el marco de las políticas que se vienen implementando por la Memoria, la Verdad y la Justicia, el gobierno de Santa Fe señalizó otro lugar emblemático como Sitio de la Memoria del Terrorismo de Estado. Se trata de la biblioteca popular Constancio C. Vigil, ubicada en Alem 3078.

Esta institución, que se convirtió en una organización social, educativa, cultural y popular sin precedentes durante las décadas de 1960 y 1970, fue intervenida y saqueada por la última dictadura cívico-militar, y luego recuperada gracias a la persistente lucha de vecinos, asociados, ex alumnos y ex directivos.

La Biblioteca Vigil se creó en 1959 como parte de la asociación vecinal del entonces barrio Tablada y Villa Manuelita.

Al poco tiempo se convirtió en una organización mutual popular sin precedentes, que contó con jardín de infantes, escuela primaria y secundaria, editorial, museo de ciencias naturales, observatorio astronómico, universidad popular, centro cultural y deportivo, caja de ayuda mutua y hasta funcionó un centro materno infantil.

En el marco del plan sistemático de terror y exterminio ejecutado por la dictadura cívico-militar que asaltó los poderes del Estado en marzo de 1976 hasta diciembre de 1983, fue intervenida, sus bienes fueron saqueados, rematados y expropiados.

Los innovadores proyectos colectivos fueron desarticulados, y muchos de los libros que constituían el acervo de la biblioteca y su editorial, destruidos.

En la madrugada del 10 de mayo de 1977, ocho miembros de Comisión Directiva fueron secuestrados y trasladados al centro clandestino de detención Servicio de Informaciones de Rosario.

A fines de ese año, fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Más de una veintena de socios, empleados, docentes, cooperadores y alumnos fueron asesinados o permanecen desaparecidos.
Actualmente, los delitos de lesa humanidad relacionados con la Biblioteca Vigil están siendo investigados en el ámbito de la justicia federal.

Reconocimiento. “Queremos transmitir la emoción que hoy sentimos porque es reconocida esta historia tan bella y tan traumática a la vez para el barrio y para el país. Queremos que se mantenga en la memoria lo que aquí sucedió para que no vuelva a suceder”, expresó en el acto de señalamiento de la biblioteca la presidenta de la comisión directiva, Celina Duri, y calificó la señalización como “una reparación hacia el futuro”.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos destacaron que “la preservación y señalización de los sitios de memoria expresan el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos crímenes, impulsar el juzgamiento de los responsables y hacer efectivo el reconocimiento de las víctimas y sus familiares”.

Según se destacó, uno de los objetivos de la política de señalización es referenciar sitios de memoria histórica como lugares de reflexión y transmisión del pasado reciente, así como de promoción de los derechos humanos y los valores democráticos.

Comentarios