La ciudad
Miércoles 09 de Agosto de 2017

Intimaron a los dueños a limpiar el terreno

La Municipalidad intimó a los dueños del laboratorio Apolo a limpiar el lote que corresponde a los fondos de la planta industrial, donde hace trece meses se produjo la explosión de una caldera. Después del siniestro, la fábrica de sueros de Alem al 2900 quedó abandonada y los vecinos denunciaron reiteradamente la existencia de ratas, caños rotos y varios intentos de intrusión.

La Municipalidad intimó a los dueños del laboratorio Apolo a limpiar el lote que corresponde a los fondos de la planta industrial, donde hace trece meses se produjo la explosión de una caldera. Después del siniestro, la fábrica de sueros de Alem al 2900 quedó abandonada y los vecinos denunciaron reiteradamente la existencia de ratas, caños rotos y varios intentos de intrusión.

El terreno baldío en el que se convirtieron los fondos de Apolo, sobre el pasaje Drumond, aún está como el día después de la explosión: pilas de escombros, ladrillos, chapas, restos de máquinas, caños retorcidos, muebles rotos y otros enseres que volaron por los aires hace un año.

Tal como lo reflejó una nota de La Capital de hace un mes, los dueños de dos viviendas linderas aún no pudieron arreglar sus casas ya que, les explicaron, cuando se remueva todo ese material se pueden volver a producir vibraciones que afecten a las viviendas.

La Secretaría de Ambiente y Espacio Público del municipio tomó nota de esta situación y dispuso intimar a los propietarios de los terrenos y a los responsables del laboratorio a liberar el predio. "Ya no hay ninguna medida judicial que, con la intención de preservar pruebas, impida ingresar al lugar. Por eso, no hay motivo para que se extienda esta situación", explicaron desde la repartición.

Si en las próximas semanas no se inicia la limpieza del lugar, los inspectores de Ambiente estarán habilitados a labrar sanciones. Las multas arrancan con montos de entre 150 y 900 pesos y se van incrementando por cada día que se extienda la infracción.

Comentarios