La ciudad
Sábado 26 de Julio de 2014

Intensa búsqueda de un joven que salió a hacer un trámite y nunca más regresó

Nicolás Christian Godoy Lucas tiene 28 años, es de Venado Tuerto y falta de su casa desde el 14 de este mes. Encontraron a sus perros vagando por el área industrial. 

La misteriosa desaparición de un joven en Venado Tuerto se torna cada vez más compleja al pasar los días y no surgir novedades. La incesante búsqueda para intentar localizarlo no arrojó los resultados esperados y es tal la incógnita que hasta parece desorientar a los investigadores.

Nicolás Christian Godoy Lucas tiene 28 años y está ausentado de su hogar, situado en un establecimiento rural a la vera de la Ruta Nacional 8, desde el lunes 14 de junio cuando salió hacia la ciudad con su vehículo Volkswagen Quantum para hacer unos trámites bancarios y aún no regresó. La denuncia por averiguación de paradero fue radicada por sus familiares dos días después al aparecer perdidos en el área industrial dos perros boxer que eran del muchacho y por los que "tenía especial cariño y cuidado", según indicaron fuentes policiales.

Tragado por la tierra. A más de diez días de su desaparición, a Nicolás parece haberlo tragado la tierra al no surgir pistas firmes que ayuden a localizarlo. Si bien no está descartado que podría haberse "mudado" a otra localidad no surgieron indicios fuertes en tal sentido y también se debilita la posibilidad que haya salido del país puesto que Migraciones respondió un oficio judicial donde asegura que el joven no atravesó, al menos legalmente, ninguna frontera, según publico el sitio web de noticias Venado 24.

Tampoco arrojaron resultados positivos los rastrillajes realizados en una amplia área con la participación de policías, bomberos voluntarios y perros adiestrados en búsqueda de personas.

Aunque no surgieron mayores detalles de la investigación que lleva adelante el fiscal venadense Pablo Busaniche, uno de los datos de mayor relevancia que trascendió (aunque, al menos hasta ahora, sin conducir a ningún resultado concreto) es la aparición de uno de los cheques denunciados como extraviados por los familiares de Nicolás y que se supone podría haberlo "negociado" antes de su desaparición.

Vehículo incendiado. A ello se suma que el jueves de la semana pasada apareció incendiado su vehículo en cercanías del aeródromo de Venado Tuerto y según trascendió surgieron indicios, gracias a la acción de los canes rastreadores, de que el joven habría estado en lugar del hecho para luego alejarse.

Los bomberos voluntarios fueron alertados por una explosión y al llegar al lugar se encontraron con un auto envuelto en llamas que al día siguiente se comprobó, tal como se sospechaba, que pertenecía al muchacho buscado.

Los perros. El extraño episodio se produjo un día después de que fueron vistos sus perros boxer en el área industrial y sus familiares hicieron la denuncia policial por averiguación de paradero sin obtener hasta ahora un resultado positivo.

En el marco de las actuaciones que se llevan adelante también se tomó testimonio a varios familiares del joven. Entre ellos, su padre, quien reside en Buenos Aires y, viajó especialmente para tal fin.

Al momento de su desaparición, Nicolás vestía pantalones jeans negros, una remera manga larga con cuello tipo polo del mismo color y un saco de paño, además de un cinto blanco y botas de cuero marrón. Quienes pueden colaborar con el aportar de datos comunicarse a la policía de Venado Tuerto.

Comentarios