La ciudad
Lunes 23 de Enero de 2017

Indignación en los pasajeros a los que les suspendieron el viaje en tren a Tucumán

Las personas que tenían sacados los pasajes quedaron a la deriva en la estación Rosario Norte y nadie les pudo dar una respuesta. A los pasajeros que salían desde Buenos Aires, la empresa les puso micros.

Indignación y bronca. Esa fueron algunas de las sensaciones que invadieron a los pasajeros que llegaron a Rosario Norte con las valijas cargadas de ilusión y al llegar a la estación se encontraron con una desagradable noticia. Es que, en algunos casos, se enteraron de que no podían viajar porque el tren no salía.
En rigor, el tren que debía llegar desde Buenos Aires a Rosario y de ahí seguir viaja hacia el norte, nunca llegó debido a la rotura de las vías a la altura de Arroyo Seco, debido a las inundaciones de la semana anterior.
Pero más allá de esta contingencia, el mayor malestar de los pasajeros fue porque a la gran mayoría nadie les avisó de la suspensión del viaje y mucho menos les dieron una respuesta. A otros en cambio les avisaron por mail el día anterior a la fecha estipulada para el viaje.
"Ayer a las 16 le avisaron por mail a mi que el viaje no se hacía", se quejó el papá de uno de los chicos que debían viajar al norte del país. "Ni siquiera le avisaron dos o tres días antes como para ver que podíamos hacer o intentar hacer algún tipo de gestión. Hubo gente que estuvo esperando muchas horas en Rosario y el mayor despropósito fue ahora en que mucha gente se enteró al llegar a la estación de que el tren no salía".
"Estamos frustrados. Llegamos con la mochila lista y el pasaje en la mano y recién desayunarte de esta noticia acá (en la estación) es un bajón", contó una chica, con toda la desazón a cuestas.
Mientras que otra joven relató que "la empleada nos explicó que al estar la vía obstruida por la inundación no puede salir el tren de acá. Pero lo peor es que no hay respuestas. Ella dice que no hay ningún superior a cargo para darnos ninguna respuesta. Nadie nos avisó nada".
En la ventanilla solo les dieron una escueta explicación de lo sucedido y la posibilidad de recuperar el dinero del pasaje.
Y si bien la gente que compró el pasaje en Buenos Aires se encontró con una situación similar, la respuesta de la empresa fue otra, puesto que les pusieron micros para que pudiesen concretar el viaje.
"La única opción para viajar a Tucumán es salir desde Buenos Aires, pero solo si ya sacaste el pasaje allá. Si vas con el pasaje sacado en Rosario no te podés subir al micro tampoco", relató una chica con una mezcla de indignación e impotencia, a Canal 5.
Mientras los pasajeros que se quedaron con las ganas de viajar y el pasaje en la mano esperan alguna repuesta de parte de la empresa, algunos incluso ya estaban pensando en reprogramar los viajes, pero el inconveniente con el que se encuentran es que aunque le devuelvan el valor del pasaje del tren (165 pesos), la diferencia con el micro es abismal, puesto que estaría en el orden de los 1500 pesos.

Comentarios